Publicado: 13.01.2014 18:15 |Actualizado: 13.01.2014 18:15

El PSOE acusa a Interior de criminalizar la protesta de Burgos

El diputado del PSOE por Burgos, Luis Tudanca, cree que es una "locura" que se hayan producido "40 detenidos" en dos días y recrimina al PP que intente "generalizar" la idea de que todos los vecinos que protestan son v

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El diputado del PSOE por Burgos en el Congreso, Luis Tudanca, ha acusado al Ministerio del Interior de intentar criminalizar la protesta que está teniendo lugar en el barrio burgalés de Gamonal contra la construcción de un bulevar y ha instado al PP a asumir que lo que allí ocurre es un "problema social".

Tudanca, que nació y vivió en Gamonal hasta los 20 años, ha explicado a Europa Press, que los datos "desmienten" las afirmación del secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, de que en las protestas ha habido "infiltrados" y grupos violentos "itinerantes".

"La práctica totalidad de los detenidos son residentes en Burgos", ha replicado Tudanca, quien también ha recriminado a Interior que utilice estos sucesos para justificar la reforma de Ley de Seguridad Ciudadana que planea el Gobierno. "Eso ya es demencial", ha apuntado.

Tras señalar que es una "locura" y que no tiene "ningún sentido" que en dos días se hayan producido "40 detenidos" en Gamonal, el diputado burgalés ha reconocido que "no le extraña" que el PP haya entrado en el "juego perverso" de intentar "generalizar" la idea de que todos los vecinos que protestan son violentos porque los 'populares' siempre recurren a esa "táctica".

"Los vecinos de Gamonal son gente normal, trabajadores que no quieren que se gaste una millonada en una obra que, encima les va a crear nuevos problemas, y que tampoco entienden el momento elegido para hacerla", ha resumido, recalcando que Gamonal es un barrio castigado por el paro y que sus moradores prefieren que los 8,5 millones que va a costar la reforma de la Calle Vitoria a otra cosas, como guarderías u otros servicios sociales.

"El alcalde está empecinado en seguir adelante y el barrio no va a permitir que le tomen el pelo"

Así, ha incidido en que los vecinos llevan meses diciéndole al ayuntamiento mediante protestas "pacíficas" que "no es el momento de acometer esa obra y que sólo desde el pasado viernes se han producido actos violentos provocados por una "minoría".

A su juicio, el "cabreo" de los vecinos ha ido en aumento porque en todos este tiempo, el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, del PP, ni siquiera se ha dignado a recibir a la plataforma creada contra la reforma de Calle Vitoria. "El alcalde está empecinado en seguir adelante y el barrio no va a permitir que le tomen el pelo", ha avisado mostrando su preocupación porque la tensión va 'in crescendo' en la zona.

El PSOE ha presentado una moción para su debate este viernes en el Pleno del Ayuntamiento de Burgos en la que pide la paralización de las obras e insta al alcalde a escuchar a los vecinos para intentar llegar a un acuerdo que tenga en cuenta la voluntad de los habitantes del barrio.