Público
Público

PSOE y PP descartan unirse en un Gobierno de coalición para superar la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder del PP, Mariano Rajoy, y dirigentes de su plana mayor, así como representantes de la cúpula socialista, han descartado de plano la posibilidad de que ambos partidos se unan en un Gobierno de concentración diseñado para superar la crisis.

Fuera de esta discusión, surgida ayer al conocerse que por tal medida abogan barones del PP como Pedro Sanz y Esperanza Aguirre -ésta desde la ironía, en gran parte-, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha expresado su deseo de apurar "hasta el límite" el proceso de diálogo abierto con los partidos para conseguir un pacto contra la crisis.

Aunque el jefe del Ejecutivo riojano, Pedro Sanz, ha reiterado hoy, como "reflexión personal", que actualmente la mejor opción, dada la "debilidad" de Zapatero para salir de la situación económica, consiste en crear un Gobierno de concentración, y si no, según sus palabras, hay que convocar ya elecciones.

Sanz, ayer, se expresó así en el Comité Ejecutivo Nacional de su partido, y a su sugerencia se sumó la presidenta madrileña, pero hoy el líder del PP, Mariano Rajoy, ha descartado de plano esta posibilidad, así como que se haya debatido en el seno de su partido.

Tal y como ha manifestado, más que sugerencias o propuestas, fueron "ironías", y así se interpretaron.

El presidente del PP de Andalucía, Javier Arenas, ha remarcado esto mismo: "Yo, tal y como recibí la propuesta, me pareció más un comentario irónico que una propuesta".

En su opinión, "la clave" hoy para remediar la situación de la economía española no es la del Gobierno de coalición, sino la llegada de Rajoy al Palacio de La Moncloa.

Desde el PSOE las voces contrarias a un hipotético Gobierno de concentración también se han escuchado, como la del portavoz en el Congreso, José Antonio Alonso, quien ha acusado a Aguirre de "banalizar" algo "tan serio" como la política contra la crisis, o la de su homóloga en el Senado, Carmela Silva, para la que tal comentario es un "exabrupto" y "un chiste de mal gusto".

"Nadie del PP tiene capacidad para estar en este Gobierno", ha sentenciado.

Zapatero, sin embargo, ha anunciado que los integrantes de la comisión ministerial para la negociación de un posible pacto contra la crisis tienen el encargo de agotar "hasta el límite el esfuerzo de diálogo y negociación", en especial con el PP.

No es la primera vez, a su entender, que el Gobierno pretende el consenso, toda vez que quiso alcanzar un pacto en la pasada Conferencia de Presidentes.

Según sus palabras, no fue posible tal objetivo por el rechazo de los presidentes autonómicos del Partido Popular. "Y a pesar de eso, volvemos a intentarlo porque es muy positivo para el país", ha insistido antes de recalcar que la recuperación está "cerca" y que, de ahí, su esfuerzo por el diálogo.

El ministro de Fomento, José Blanco, miembro de esa comisión, ha manifestado su deseo de que el PP deje de lado el interés partidista y se sume al esfuerzo por el acuerdo.

Rajoy, sin embargo, sigue desconfiando. Si bien dos representantes de su partido acudirán a la primera reunión del jueves que viene, tal y como se comprometerá por carta a la vicepresidenta Elena Salgado, el líder del PP ha tildado la mencionada comisión de "seminario" con "interés relativo".

Tal y como ha desvelado, ayer recibió un fax de Salgado, y hoy una carta, en los que le informaba de la convocatoria de la reunión y de la necesidad de que designe dos representantes del Partido Popular para participar en la misma.

Asimismo, ha acusado a Zapatero de ser "la única persona aislada de la realidad" y del "sentir de los españoles".

En el Congreso, Alonso ha continuado la ronda de conversaciones con los grupos parlamentarios, hoy con Coalición Canaria, BNG y UPyD.

Los nacionalistas canarios, por medio de la diputada Ana Oramas, han abogado por incluir al PP en el pacto, en tanto que el portavoz del BNG, Francisco Jorquera, ha dicho que no apoyará al Gobierno si sigue apostando por un reajuste "duro".

Rosa Díez, de UPyD, ha pedido que en el acuerdo parlamentario se incluya la financiación de las comunidades autónomas y la reforma del modelo de cajas de ahorro.

Alonso ha defendido la labor del Parlamento en el impulso de medidas contra la crisis, y eso ha transmitido a sus interlocutores con el fin de acordar iniciativas parlamentarias.