Público
Público

La puja por la CAM llega al final con escaso interés comprador

La Caixa, que apenas había mostrado intención, y Sabadell, los favoritos para adquirirla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La subasta de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) llega hoy a su momento clave. Las siete entidades que pasaron la primera criba (Santander, BBVA, La Caixa, Sabadell, Ibercaja, Barclays y JC Flowers) tienen que entregar hoy sus sobres con las ofertas vinculantes o bien dar un paso atrás y no hacer propuesta alguna.

Anoche seguían perfilando los últimos detalles de sus peticiones. La mayoría de ellas acudirá a la puja, pero en realidad casi ninguna lo hará con intención de quedársela porque todos consideran que la entidad se ha deteriorado demasiado en los últimos meses y que su compra puede generarles graves problemas. De hecho, alguna ya fue a la primera fase por invitación del Banco de España, aunque no tenía interés alguno en comprar la caja alicantina.

Lo único que está claro en estos momentos de la adjudicación de la CAM es que ganará aquel que pida menos ayudas. Nadie querrá pagar ni un solo euro por las acciones (que al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria le costaron 2.800 millones y ahora no recuperará). La diferencia estribará en cuántas garantías adicionales se soliciten. El Banco de España ha ofrecido un Esquema de Protección de Activos (EPA) por el cual asumirá el 80% de los primeros 2.500 millones de pérdidas crediticias que aparezcan y el 90% de las restantes. Y, además, ofrece una línea de liquidez de 2.800 milllones, que la mayoría de las entidades pedirá que amplíe porque tiene que hacer frente en los próximos años a vencimientos ingentes de deuda (6.905 millones en 2012, 3.607 millones en 2013 y 4.608 millones en 2014). Además, sigue perdiendo depósitos día a día y está teniendo que pagar precios prohibitivos en los mercados de financiación para lograr fondos. De ahí que el interés comprador sea muy reducido en esta puja.

No obstante, las entidades irán y pondrán muchas condiciones. Y si hasta ahora en el sector financiero daban por sentado que la adjudicación sería para el Santander, que fusionaría a la CAM con Banesto, ahora las posibilidades de adjudicación al banco que preside Emilio Botín son casi nulas. No quiere comprar la entidad bajo ningún concepto, aseguran fuentes conocedoras del proceso, que añaden que las máximas posibilidades de salir ganador de esta puja son para La Caixa y para el Banco Sabadell, aunque con más opciones para la caja.

Aun así, todo puede cambiar en el último momento, porque a partir de hoy empezarán las negociaciones de última hora de las entidades con el Banco de España y también llegarán nuevas presiones del Gobierno de Mariano Rajoy, que precisamente está en ronda de contactos con los principales banqueros del país.