Público
Público

Rajoy afirma que el PP está ahora mejor que en toda la legislatura pasada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha recurrido hoy a algunas de las encuestas sobre intención de voto más recientes, que apuntan al alza electoral de su partido, para asegurar que los populares están ahora mejor que en la legislatura pasada y que en las elecciones generales de marzo de 2008.

Mientras, a tenor de estas encuestas, el declive se apropia del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y por extensión del PSOE, el Partido Popular afronta las tres citas electorales del año -Galicia, Euskadi y Parlamento europeo- con el ánimo renovado y con su presidente en estado de optimismo y con el perfil político definido.

Así, Rajoy ha afirmado ante la Junta Directiva nacional del PP -el máximo órgano entre congresos- que su partido "está a las órdenes de los que votan al Partido Popular, de sus militantes y del interés general". "Lo demás -ha puntualizado- está muy bien, la vida misma".

Frente a algunas encuestas recientes que muestran un descenso electoral del PP, que a su juicio también hay que leer para sacar conclusiones, Rajoy ha citado en su intervención el último barómetro del CIS, así como los últimos sondeos sobre estimación de voto en Cataluña y en Andalucía, para recalcar que su partido está mejor que en 2004.

También está mejor en Cataluña, donde sube -bajan PSC, ERC e ICV-, y en Andalucía, donde ha recortado cuatro puntos la diferencia respecto del PSOE.

Con todo, el presidente del PP ha dejado claro que igual que no se puede gobernar "a golpe de encuestas", tampoco así se puede hacer oposición, pues de lo contrario "no hacen falta ni ideas ni dirigentes políticos".

En ese escenario afrontan los populares los comicios vascos y gallegos, cuyos candidatos, Antonio Basagoiti y Alberto Núñez Feijóo, respectivamente, también han hecho hincapié en las buenas perspectivas que manejan.

El presidente del PP ha destacado sobre las elecciones vascas que "por primera vez" es seria la posibilidad de que ETA no esté presente en las instituciones, y en pos de ese objetivo ha animado al Gobierno, porque, si no lo hiciera, los populares romperán cualquier vínculo en materia antiterrorista.

También ha reclamado que el PP vasco salga de las elecciones con "capacidad de decidir" en la gobernabilidad de Euskadi, pues se trata del partido de la "alternancia", a diferencia del PSE-EE de Patxi López, cuya "fiabilidad genera dudas y está bajo mínimos".

Mientras, en Galicia, el PSdeG habla de sustituir al nacionalismo, pero está "travestido" de él, y frente a sus expectativas aparece Núñez Feijóo, la mejor garantía de que los avances de los últimos años en la comunidad autónoma no corran peligro.

En general, el Gobierno del PSOE, a juicio de Rajoy, se encuentra sumido en la "parálisis" y la "ineficacia", aparte de que no sabe prevenir ni adelantarse a los acontecimientos, pues Zapatero, "instalado en la autocomplacencia", ha incurrido en la "dejadez" y ha hecho "un daño enorme a los españoles".

Ha vuelto a denunciar el "engaño masivo" del presidente del Gobierno sobre la crisis económica, así como su política de gasto "a troche y moche", hipotecando en ello el futuro de los ciudadanos.

Por el contrario, tal y como ha remarcado Rajoy, el PP sí ofrece ideas y una alternativa, de la que no cabe decir que no existe porque los populares la han reiterado cuando ha sido oportuno, siempre basada en reducir impuestos y en ayudar a las pymes y a las familias.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, también ha intervenido para instar a los asistentes -dirigentes regionales, diputados y senadores- a trasladar a la sociedad el mensaje de que los populares plantean propuestas desde la "lealtad", algo que ahora, víspera electoral, resulta perentorio.

Al igual que Rajoy, ha contrapuesto la credibilidad de un presidente que "engañó" sobre la crisis, por lo que la desconfianza que transmite a los ciudadanos crece en las encuestas, con la del PP, cuya trayectoria asciende gracias a su imagen de mejor gestor ante las crisis, ya demostrada en 1996.