Público
Público

Rajoy elude pronunciarse sobre la presunta financiación ilegal del PP

La portavoz del grupo socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha preguntado por la procedencia de los sobresueldos de 10.000 euros al mes que cobraron algunos dirigentes del PP como Cascos y Arenas, entre el 94 y 96

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha rechazado este martes pronunciarse sobre la presunta financiación irregular del Partido Popular y los supuestos sobresueldos que habrían cobrado algunos de sus dirigentes: 'Todo lo que ya dije ya lo señalé en su día. Por tanto, no voy a reiterarlo', se ha limitado a responder.

Así ha respondido Rajoy, en una rueda de prensa en Moncloa junto al primer ministro eslovaco Robert Fico, al ser preguntado acerca de si, tras las últimas informaciones publicadas y declaraciones judiciales, mantiene que no ha habido financiación ilegal en el PP ni se pagaron sobresueldos a los miembros de su dirección. El jefe del Ejecutivo se ha remitido una vez más a sus palabras del pasado 2 de febrero, cuando se pronunció por primera vez públicamente sobre la presunta contabilidad opaca en su partido. Entonces, en una comparecencia ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP, el presidente aseguró que nunca ha 'recibido ni repartido dinero negro'.

En esa ocasión, prometió 'máxima transparencia' para disipar cualquier duda ante las noticias sobre una presunta contabilidad opaca y aprovechó para anunciar que haría públicas las declaraciones de renta y patrimonio de los afectados.

La portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, se ha manifestado en torno a la información publicada por El Mundo, según la cual Cascos cobró del partido un sobresueldo de 10.000 euros al mes entre el 94 y 96, cantidades que declaró al fisco. Arenas, por su parte, también ha reconocido haber recibido estos complementos salariales y que tributó por ellos.

A este respecto, considera 'un escándalo' y 'una vergüenza' el pago de sobresueldos a dirigentes del PP, aunque luego esos complementos fueran declarados al fisco, como aseguran tanto Francisco Álvarez Cascos como Javier Arenas. '¿De dónde salía todo ese dinero?', se pregunta.

En declaraciones en el Congreso, Soraya Rodríguez ha llamado la atención sobre el hecho de que los propios dirigentes del PP aprobasen los sobresueldos que ellos mismos cobraban y considera 'un escándalo' y 'una vergüenza. A su juicio, pagando 10.000 euros extras al mes al secretario general, como se ha publicado respecto a Francisco Álvarez Cascos, la pregunta es 'de dónde salía todo ese dinero' y la respuesta la sitúa en los llamados 'papeles' de Luis Bárcenes, extesorero del PP al que se han detectado movimientos de hasta 38 millones de euros en cuentas de Suiza. 'Parece que esas noticias nos indican el camino', ha añadido.

Para la dirigente socialista, la sospecha sobre las cuentas del PP es un asunto de 'verdadero interés general' que afecta a la credibilidad y a la confianza de España y que no se puede solventar como si no existiera.'Aunque María Dolores de Cospedal se vaya a China, aunque la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría responda como si no tuviera nada que ver con el PP, y aunque Mariano Rajoy siga en su silencio continuo, todo el mundo habla de Bárcenas, está en los periódicos y en los tribunales', ha avisado.

Por otro lado, el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Alfonso Alonso, ha asumido este martes, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, que las cantidades que recibieron del PP algunos dirigentes del partido, como Francisco Álvarez Cascos o Javier Arenas, eran 'un buen sueldo' para los años 90. En todo caso, ha apuntado que lo importante es que todo se hiciera de manera 'correcta' y 'legal'.

'Me parece un buen sueldo, sí', ha ironizado el responsable 'popular' al ser preguntado sobre si le parecían elevadas estas remuneraciones recibidas en el año 93. 'Para ese año era bueno, pero esto es opinable', ha apuntado.