Público
Público

Ramos Horta regresa a Timor Oriental dos meses después del atentado fallido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Timor Oriental, José Ramos Horta, regresó hoy al país después de más de dos meses ingresado en un hospital australiano tras el ataque frustrado que le dejó herido de gravedad.

Ramos Horta fue recibido a su regreso a Dili, ciudad de la que fue evacuado el pasado 11 de febrero, por los ministros del Gobierno encabezados por el jefe del Ejecutivo, Xanana Gusmao.

Los miembros del gabinete se congregaron alrededor de la alfombra roja colocada en la pista de aterrizaje, y el premio Nobel de la Paz los saludó uno por uno antes de fundirse en un emotivo abrazo con su amigo Gusmao.

Posteriormente, grupos de escolares con banderitas timorenses esperaron a la comitiva presidencial a ambos lados de la carretera que une el aeropuerto con la capital, antaño llena de agujeros pero ahora recién alquitranada para la ocasión.

Ramos Horta, de 58 años, abandonó el pasado 19 de marzo el hospital en el que llevaba ingresado desde el atentado que sufrió tres impactos de bala, dos en la espalda y uno en el estómago.

Fue intervenido de urgencia en la capital antes de ser trasladado a la ciudad australiana de Darwin, donde fue sometido a más operaciones, y a las tres semanas salió de la unidad de cuidados intensivos.

El líder de Timor Oriental fue atacado frente a su casa por soldados renegados leales al comandante Alfredo Reinado, quien murió en el tiroteo, mientras Gusmao salió ileso el mismo día de otro ataque contra su vehículo.

Reinado encabezó a mediados de 2006 las protestas callejeras de 599 militares expulsados del Ejército por insubordinación, que desataron una ola de violencia en la que murieron 37 personas y unas 100.000 más huyeron de sus hogares.

La crisis también llevó al despliegue de las fuerzas extranjeras de paz lideradas por Australia y Naciones Unidas y obligó a dimitir al entonces primer ministro, Mari Alkatiri.