Público
Público

Rasmussen reconoce que se infravaloraron los retos en Afganistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de la Alianza Atlántica, el danés Anders Fogh Rasmussen, ha reconocido que "quizás en el pasado" infravaloraron "los retos en Afganistán" para la misión internacional que actúa en ese país.

"Pero ya verá como dentro de poco avanzaremos", afirma Rasmussen con optimismo en una entrevista adelantada hoy por el semanario alemán "Der Spiegel", en la que habla del comienzo de "una nueva fase" y de progresos decisivos en la lucha contra los talibán.

Tras comentar que la OTAN "no se quedará toda la eternidad" en Afganistán, Rasmussen destaca que permanecerá "hasta terminar" su trabajo.

El político danés basa su optimismo en el anuncio del presidente estadounidense, Barack Obama, de que enviará otros 30.000 militares a luchar en Afganistán y la respuesta de "una serie de gobiernos europeos" que aportarán otros 7.000 hombres mas.

Aunque Berlín ha anunciado que no estudiará la posibilidad de incrementar el contingente germano hasta conocer los resultados de la conferencia sobre Afganistán que se celebrará a finales de enero en Londres, Rasmussen se muestra "seguro" de que Alemania enviará mas soldados.

"El Gobierno alemán tomará la decisión correcta", declara el secretario general de la OTAN, quien califica al nuevo ministro alemán de Defensa, Karl Theodor zu Guttenberg, como un político "comprometido y prometedor".

Asimismo incrementa la presión sobre el presidente afgano, Hamid Karzai, quien "sabe exactamente lo importante que es actuar contra la corrupción en su país", y añade: "Nosotros mantenemos nuestras promesas, pero esperamos ahora resultados".

"Si el gobierno afgano aspira a asumir cada vez mas las riendas del país, debe demostrar también que es capaz de hacerlo, por lo menos mejor que los talibán", señala tajantemente Rasmussen, quien espera que el año que viene comience el traspaso de poderes "distrito por distrito".

Entrevistado durante su estancia en Moscú, el secretario general de la OTAN subraya que la Alianza y Rusia "tienen un montón de intereses comunes", desde la lucha contra el terrorismo internacional a la amenaza de las posibles armas nucleares iraníes.

Rasmussen ve también "un gran potencial para una mayor participación rusa en Afganistán", y añade: "Rusia ya nos ha ofrecido una ruta de tránsito para nuestros suministros. Podría imaginarme más. También podrían participar en la formación y equipamiento del ejército afgano". EFE