Público
Público

Ratzinger ya está en Reino Unido

Aterrizó en Edimburgo esta mañana, donde será recibido por la reina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Papa Benedicto XVI ha llegado al aeropuerto de Edimburgo, en Escocia, esta mañana para comenzar su polémica gira por el Reino Unido.

A las 11.30 horas, Ratzinger descendía por la escalerilla del avión que le transportó desde el aeropuerto de Ciampino, en Roma, y fue recibido en la pista por el Duque de Edimburgo.

Después, el Papa y la comitiva del Duque se dirigieron a la Holyrood House, donde fueron recibidos por la reina. Allí están manteniendo una reunión oficial horas antes de que Ratzinger dé una misa al aire libre en Glasgow.

El viceprimer ministro británico, Nick Clegg, se encuentra entre los enviados del Gobierno a Edimburgo. Un Clegg que se ha declarado ateo abiertamente en muchas ocasiones y que ha criticado otras tantas las reticencias de la Iglesia Católica para adpatarse a los nuevos tiempos.

La visita de Ratzinger es la primera de un Papa en 28 años y se produce en un momento en el que la sociedad británica tiene muy recientes los casos de abusos a menores en Irlanda.

Aunque esta mañana, de camino a Edimburgo, en su avión, aseguró a los periodistas que siente 'Una gran tristeza porque la autoridad de la Iglesia no ha sido lo suficientemente vigilante, ni suficientemente veloz, ni decidida, para tomar las medidas necesarias', informa EFE.

La sociedad británica tiene muy recientes los casos de abusos a menores en Irlanda A Benedicto XVI no le espera precisamente un camino de rosas en Reino Unido.

En los últimos se han producido muchas manifestaciones que han dejado claro que la mayor parte de la sociedad está en contra de la visita.

Firmas de personajes públicos y manifestaciones de las víctimas de abusos sexuales siguieron ayer a las desafortunadas palabras del cardenal emérito Walter Kasper.

Kasper habló en una revista alemana sobre la supuesta propagación 'de un nuevo ateísmo muy agresivo' en Reino Unido y dijo que cuando uno llega a Heathrow, tiene a veces la impresión de llegar a un país del Tercer Mundo'.

El Vaticano anunció ayer por la tarde que Kasper no viajaría con el Papa por una enfermedad, aunque parece que las acusaciones de racismo de algunas organizaciones, han podido pesar más.