Público
Público

Rehn pide más a Rajoy después de que España pase los seis millones de parados

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos de la UE exige más reformas al Gobierno y espera impaciente el plan de estabilidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con la cifra de paro de la Encuesta de Población Activa todavía caliente, Bruselas sigue pidiendo más al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, avisó esta mañana de que 'en España, pese a los progresos significativos en 2012, todavía hay desequilibrios macroeconómicos excesivos' por lo que espera que el plan de estabilidad que va a presentar mañana el Ejecutivo después del Consejo de Ministros contengan reformas que aplaquen el miedo de la UE.

'España debe mantener el impulso de las reformas y debe incluir medidas políticas concretas y amplias en su programa de estabilidad y reformas. Esperamos que mañana el presidente Rajoy, tras la reunión del Consejo de ministros, presente este programa en público', dijo Rehn. El Ejecutivo comunitario, según explicó el comisario, trabaja estrechamente con España y con Eslovenia, el otro Estado miembro con desequilibrios excesivos, para apoyar estas reformas y permitir la corrección de los desequilibrios. Una vez examinados los planes de reforma, Bruselas presentará el 29 de mayo sus recomendaciones de política económica y decidirá si avanza en el procedimiento sancionador por desequilibrios excesivos.

'La elevada deuda doméstica y exterior continúan suponiendo un riesgo para el crecimiento, el empleo y la estabilidad fiscal. Aunque ha habido mejoras en la competitividad y ajustes claros especialmente en el déficit por cuenta corriente, los retos siguen siendo formidables', dijo Rehn, para quien 'el muy alto nivel de paro y las condiciones de financiación excesivamente restrictivas han expuesto las vulnerabilidades representadas por estos desequilibrios'.

En lo que se refiere a los ajustes presupuestarios, el vicepresidente de la Comisión ha sostenido que 'el ritmo de consolidación fiscal se está relajando en Europa' este año, porque en 2011 ya se decidió dar más tiempo a países como España, Portugal o Grecia. Según Rehn, el ajuste estructural se limitará en el conjunto de la eurozona al 0,75% del PIB en términos estructurales, la mitad que el año pasado. No obstante, el vicepresidente económico ha sostenido que 'la consolidación fiscal sigue siendo un ingrediente necesario de nuestra estrategia' con el fin de 'contener el aumento de la deuda'. Y ha sostenido que el ajuste no debe hacerse con 'recortes repentinos' sino que debe 'tener en cuenta las condiciones de cada país'.