Público
Público

El relator de la ONU para los derechos humanos inicia una nueva misión en Birmania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El relator de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Birmania (Myanmar), Tomas Ojea Quintana, inició hoy su primera misión en el país asiático, cuyo gobierno militar desoye los llamados de la comunidad internacional para que respete las libertades básicas y excarcele a los presos políticos.

Ojea Quintana sustituyó en el puesto a Paulo Sergio Pinherio el pasado mes de mayo, después de que el régimen del general Than Shwe, le negara el visado de entrada en respuesta a sus denuncias sobre la continúa represión en Birmania.

El argentino Ojea Quintana, quien ha sido invitado por la Junta Militar, permanecerá en el país hasta el próximo jueves, según indicaron fuentes diplomáticas.

Durante su estancia, el relator de la ONU tiene previsto reunirse con jefes de diversos organismos estatales, líderes de grupos étnicos y religiosos, así como con representantes de organizaciones internacionales no gubernamentales.

También Ojea Quintana tiene planes de visitar algunas de las áreas del delta del río Irrawaddy devastadas por el ciclón que atravesó el sur del país en mayo pasado, y que causó cerca de 138.000 muertos o desaparecidos, además de 2,5 millones de damnificados.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU condenó el pasado junio, otra vez más, la violación sistemática de las libertades básicas en Birmania y pidió el libre acceso de las organizaciones humanitarias a las zonas devastadas por el tifón.

El texto, presentado por Eslovenia, en nombre de la Unión Europea (UE), fue rechazado por la representación de Birmania, pero fue adoptado sin necesidad de voto.

Asimismo, el texto criticó el reclutamiento de niños por las fuerzas gubernamentales y los grupos armados, y pidió una encuesta independiente e imparcial sobre las violaciones en el país, incluido el trabajo forzado.

La visita de Ojea Quintana precede a la que tiene previsto realizar a mediados de agosto el representante especial de la ONU, Ibrahim Gambari, quien en cuatro ocasiones ha intentado disuadir a la Junta Militar para que lleve a cabo reformas democráticas y ponga en libertad a los presos políticos, incluido a Aung San Suu Kyi, líder de la Liga Nacional por la Democracia (LND) y Bobel de la Paz.