Público
Público

Repsol se lanza a la conquista del petróleo ruso mediante una alianza estratégica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La petrolera española Repsol se lanza a la conquista de las riquezas petroleras rusas mediante la alianza con un importante grupo industrial ruso, que ha sido anunciada este sábado en San Peterburgo.

La alianza fue sellada por el presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el dueño del grupo Alliance, Musá Bazáev, mediante un memorando para la constitución de una empresa mixta.

El objetivo de esta alianza consiste en combinar las tecnologías, el "know how" (el saber hacer de las empresas), las normas medioambientales y la seguridad de trabajo de la petrolera española con la experiencia local y los contactos administrativos del grupo ruso.

"Repsol siempre ha considerado que su crecimiento en Rusia debía ir de la mano de un socio local confiable, con un proyecto industrial a largo plazo y con vocación de crecer en las reservas y la producción de petróleo", dijeron a Efe fuentes de Repsol.

Las posibilidades de éxito en Rusia sin el adecuado socio ruso, indicaron, "evidentemente son escasas" y este acuerdo estratégico con una de las empresas más importantes del sector permitirá a Repsol crecer con activos en producción o próximos a producir de una manera eficiente y minimizando los riesgos.

La parte rusa aportará a la empresa mixta dos de sus activos petroleros, ubicados en la región de Samara y en la república rusa de Tatarstán (en la cuenca del Volga), cuyas reservas ascienden a unos 25 millones de toneladas con una producción superior un millón de toneladas al año.

Repsol aportará de entrada el capital equivalente al precio de esos dos activos, que todavía está en proceso final de negociación.

La negociación en curso incluye una auditoría de los activos que será muy importante para determinar su valor.

El acuerdo final es el de establecer un reparto del 49 por ciento de participación de Repsol y del 51 por ciento de Alliance.

Según informó hoy la petrolera a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la sociedad conjunta tendrá inicialmente un valor aproximado de 800 millones de dólares entre los activos aportados por Alliance y las inversiones de Repsol.

Una vez creada, la nueva empresa se lanzará a la adquisición de activos mediante la compra de compañías con licencias con una inversión común de Repsol y Alliance que podría superar los mil millones de dólares.

La compra se centrará ante todo en empresas de magnitudes no estratégicas, cuyas reservas de acuerdo a la legislación rusa deben ser inferiores a los 130 millones de barriles.

La parte rusa está segura de que las tecnologías de exploración de Repsol permitirán desarrollar nuevos yacimientos en Siberia y no descartan en un futuro llevar la colaboración a la plataforma ártica.

Los socios están interesados ante todo en nuevos campos por investigar y desarrollar.

Repsol, una de las empresas petroleras más exitosas en los últimos cinco años gracias a su presencia en Brasil, el Golfo de México, Marruecos, Venezuela, Sierra Leona, Angola y Libia, ya trabaja en Rusia en dos campos, Karabashki -1 y Karabashki-2 (norte de Siberia Oriental).

Los representantes de Repsol han destacado la presencia de Alliance en todo el territorio ruso, desde el norte de Timan Pechora, pasando por Tomsk en Siberia y por el sur en Volga Ural, hasta el lejano oriente y su integración vertical.

Alliance, además de sus posesiones petroleras que rinden unos dos millones y medio de toneladas al año, dispone de una red de dos centenares de gasolineras en Ucrania, que administra conjuntamente con Shell, así como de otros tres centenares propias en el extremo oriental de la Federación Rusa, donde es el líder del mercado.

El grupo es el primer productor mundial de platino, es dueño de de minas de oro, redes comerciales y mediáticas y del aeropuerto de Jabárovsk, ciudad situada a orillas del río Amur, en la frontera con China.

También le pertenece la refinería de Jabarovsk (Extremo Oriente de Rusia), que gracias a un contrato valorado en 1.000 millones de dólares está reconstruyendo la empresa española de ingeniería Técnicas Reunidas.

Repsol desembarcó en Rusia en 2006 mediante la compra de una participación en la compañía West Siberian Resources que tenía activos petroleros en West Siberia, Timan Pechora y la región de Samara.

En 2008 West Siberian Resources fue absorbida por Alliance y desde entonces las relaciones de Repsol y su socio ruso han sido excelentes.

La situación de crisis económica no permitió que abordaran nuevos proyectos hasta ahora, pero la perspectiva de aprovechar la indudable sinergia de trabajar juntos se mantuvo en el horizonte.

Ahora, sin embargo, podría ser el mejor momento para Repsol para concretar esta alianza y dar un paso adelante decisivo en su estrategia de crecimiento en Rusia.

Después de los éxitos en exploración y de las recientes diluciones en Brasil y Argentina, Repsol está en su mejor momento para iniciar su aventura en Rusia, primer país del mundo en reservas, producción y recursos de hidrocarburos.