Publicado: 14.11.2013 16:33 |Actualizado: 14.11.2013 16:33

Repsol pide colaboración a Lanzarote y Fuerteventura para instalar su base de prospecciones

Las islas podrían beneficiarse de inversiones directas por 3.700 millones sólo en la fase de desarrollo y producción del proyecto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha pedido este jueves colaboración a los Cabildos de Lanzarote y Fuerteventura para llevar a cabo la instalación de la base logística necesaria para desarrollar los sondeos exploratorios en Canarias, previstos para el mes de mayo de 2014 .

Así lo manifestó durante una rueda de prensa en la que explicó que en caso de encontrarse hidrocarburos, las islas podrían beneficiarse de inversiones directas por valor de 3.700 millones de euros sólo en la fase de desarrollo y producción del proyecto. "Tenemos que empezar y tenemos que poner la base logística. Se puede poner en varios sitios del archipiélago, pero creo que es importante se ponga en las islas que tienen la operación más cerca", aseveró.

Brufau comentó que espera que las Corporaciones insulares de Lanzarote y Fuerteventura apoyen la instalación de la base, ya que, dijo, traería oportunidades de trabajo para los isleños al necesitarse electricistas, marineros, administrativos, peones de puente o personal de seguridad, entre otros.

"Todos estos servicios -añadió el presidente- hay que empezar a planificarlos ya y, por esto, solicitamos a los Cabildos que, de alguna forma, nos apoyen en este tema para poder iniciar los trabajos de planificación de la base en una de las islas".

Cuestionado sobre la posibilidad de que las Instituciones insulares no quieran tener la base logística en sus islas, situación de Brufau no quiso "ni contemplar", insistió en que habría que buscar otra ubicación del archipiélago, aunque hizo especial hincapié es que el objetivo que en la misma esté en Lanzarote o Fuerteventura y que se beneficien de la creación de empleo.

Aquí, el presidente de Repsol se negó a pensar en que no será posible poner la base logística en una de estas dos islas y matizó que si no se hace, "algún día, dentro de 20 años alguien se arrepentirá".

Apuntó que Repsol ha analizado el tejido empresarial de Lanzarote y Fuerteventura, y ha comprobado que varias compañías pueden prestar todo tipo de servicios y proveer de suministros durante los 12 meses de trabajos vinculados a los sondeos exploratorios.

Entre las principales partidas, destacó los desembolsos en grúas y maquinaria de transporte, estibadores y personal de operaciones e instalaciones portuarias y zonas de almacenaje, tanto exteriores como cubiertas. Mientras, el helipuerto para el transporte de personal se ubicará en los aeropuertos de Arrecife o Puerto del Rosario, los más próximos a la zona de los sondeos exploratorios, a una distancia de 60 kilómetros.

En el centro logístico en tierra, que estará operativo durante un año, aproximadamente, se depositarán y gestionarán los materiales destinados a las operaciones de exploración en el mar. La instalación constará de un muelle de 100 a 120 metros de línea de atraque para carga y descarga, y el amarre de las embarcaciones de apoyo; una zona de operaciones, un almacén exterior y otro cubierto, y unas oficinas para las tareas administrativas.

También se contratarán localmente las grúas móviles, el servicio de vigilancia, los puestos no especializados del buque de posicionamiento dinámico que realizará los sondeos, los estibadores, los trabajos mecánicos y de mantenimiento, la restauración y el transporte marítimo y aéreo, entre otras necesidades. Por otra parte, respecto al debate que se ha suscitado en Canarias sobre la conveniencia de llevar a cabo prospecciones petrolíferas en aguas cercanas a las islas, entendió que es algo "inaudito" y que no se ve en ningún otro país.

"Este debate me da mucha pena --aseguró-- porque parecemos un país que no es de última generación. Cuando tienes un modelo de negocio basado en el turismo [en relación al archipiélago] tienes que ver que la capacidad de crecimiento del Producto Interior Bruto tiene límite y veo que se está asustando al turismo amenazando con las exploraciones".

En este sentido, afirmó que es el primer caso del mundo en el que una zona turística "empieza a preocupar a los clientes turísticos de que alguien le va a hacer algún daño a Canarias y les avisan para que no vengan". Brufau puso de ejemplo otros destinos turísticos como Malibú, el Golfo de México, la Costa Adriática o Tarragona, que tienen delante de sus costas torres petrolíferas o refinerías, "y no pasa nada".

"No pasa nada porque no tiene que pasar nada. ¿Por qué le tiene que pasar a Canarias?, ¿Por qué asustamos a los turistas?. Lo que sí que creo es que el mundo nos mira atónitos porque que alguien tenga las estructuras que tiene esta zona y que el debate sea si las queremos utilizar o no... el debate tiene que ser más riguroso", sentenció.

Sobre los riesgos que conllevarían las prospecciones para las islas, el presidente expuso que no hay ninguno y observó que la compañía cuenta con la tecnología más avanzada en el sector. "No hay riesgo de ningún tipo de derrame. No lo hay. Tecnológicamente tenemos lo más avanzado del mundo y el mundo está perforando en el mar en todas las zonas que no son tan bonitas como Canarias pero sí parecidas", señaló.

Así, anunció que los sondeos se realizarán mediante el nuevo buque de posicionamiento dinámico de séptima generación 'Rowan Renaissance', que cuenta, entre otras cosas, con dos torres de perforación completas, sistemas automáticos de control de presión o la robotización de operaciones de perforación.

Asimismo, explicó que en la fase exploratoria, Repsol realizará una inversión de 350 millones de dólares para la perforación de dos pozos exploratorios, de los que 53 millones tendrán un componente local que irá destinado a la logística de los proyectos, barcos de apoyo, catering, etc.

En caso de que se encuentre petróleo y gas en las cantidades estimadas, el posible proyecto de desarrollo y de producción de hidrocarburos supondría una inversión superior a 9.000 millones de euros durante 25 años, de los cuales cerca de 3.700 millones se quedarían en empresas de las Islas Canarias.

Respecto al proyecto exploratorio, explicó que a partir de mayo de 2014 se llevarán a cabo dos 'pinchazos'. El primero, denominado 'Proyecto Sandía' tiene dos objetivos: el principal se encuentra a una profundidad de 1.955 metros y el segundo está a 3.092, y se espera encontrar un yacimiento de 330 millones de barriles de petróleo.

En caso de que 'Sandía' tenga éxito, se llevará a cabo el 'Proyecto plátano', con una profundidad entre 2.380 y 3.465 metros, y donde se estiman 122 millones de barriles. Por en contrario, si 'Sandía' fracasara, se pasaría el 'Proyecto Zanahoria', sitio en el que podría haber 107 millones de barriles.

Por último, Brufau apuntó que Repsol está acostumbrada a operar en profundidades de estas características y en operaciones similares, recordando que en yacimientos de Estados Unidos, ha llegado a perforar a una distancia de 6.855 metros.