Público
Público

Rescatado de los piratas un barco chino en el Golfo de Adén

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una fuerza multilateral rescató el miércoles un barco chino que estaba en manos de los piratas somalíes, en una señal de que la flota extranjera que patrulla la vía de conexión marítima entre Europa y Asia está adoptando tácticas más duras.

El barco chino Zhenhua 4 era uno de los cuatro navíos capturados por los piratas el martes, el mismo día que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptó una fuerte posición contra los ataques y autorizó a los países a perseguir a los delincuentes en tierra.

Un grupo marítimo keniano dijo que la tripulación se encerró en sus camarotes y pidió ayuda por radio. Un barco de guerra y dos helicópteros vinieron y dispararon a los piratas, pero no les mataron, explicó.

Medios estatales chinos dijeron que una fuerza "multilateral" con helicópteros sobrevoló el barco y repelió con éxito a los piratas.

La piratería rampante en la costa de Somalia este año ha hecho ganar millones de dólares en rescates a los secuestradores, ha hecho subir los costes de los seguros y causado alarma internacional.

Los secuestros han llevado a algunas de las mayores compañías de transporte marítimo del mundo a cambiar las rutas desde el Canal de Suez y a enviar en su lugar a los cargueros alrededor del sur de África, lo que podría elevar el coste de las materias primas y los productos manufacturados.

Barcos de guerra extranjeros se han apresurado a patrullas las vías de navegación en aguas del país del Cuerno de África, pero han tenido escaso impacto hasta ahora en los piratas, que operan en su mayoría desde el norte de Somalia.

Según Andrew Mwangura del programa de Asistencia de Navegantes del Este de África, ha habido 124 incidentes de piratería en aguas somalíes este año, y unos 60 secuestros exitosos

Casi 400 personas y 19 barcos están siendo retenidos a lo largo de la costa, incluyendo un superpetrolero saudí con 2 millones de barriles de crudo y un carguero ucraniano con 33 tanques.

La semana pasada, la Unión Europea lanzó una operación antipiratería con barcos y aviones de España, Reino Unido, Francia y Grecia, y se comprometió a asumir una estrategia "muy firme".