Público
Público

Rihanna se casa con Brown después de la paliza

La cantante se ha reconciliado con su novio después de que éste le dejara inconsciente tras propinarle una paliza. Medios estadounidenses afirman que se han casado en secreto en una mansión de Miami.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ajena a las advertencias de sus familiares y amigos, Rihanna no sólo ha decidido perdonar a su novio Chris Brown de la paliza que le propinó a principios de febrero -y por la que no va a presentar cargos- sino que, en su emotivo reencuentro y en pleno arrebato amoroso, los dos artistas se casaron en secreto.

Según las informaciones de Music News recogidas, todo se gestó en el reencuentro de Rihanna con Chris Brown tras haber celebrado su cumpleaños en su Barbados natal. El rapero colmó a la cantante de regalos y ésta, en una conversación telefónica, decidió perdonarle. Poco después, Rihanna viajaba hasta Miami, donde el artista P.Diddy les dejó su lujosa mansión en Star Island para pasar unos días alejados del tumulto de los medios de comunicación. Allí vivieron Chris Brown y la cantante de Umbrella un esperado reencuentro por parte de ambos.

'Tuvieron un encuentro lleno de lágrimas en la mansión de Diddy durante el cual un emocionado Chris Brown pidió perdón, optó por hacer borrón y cuenta nueva y le propuso que se casara con él', explica una fuente cercana a la cantante. 'Ella le confesó que no podía vivir sin él', añade.

Después de que Rihanna, de 21 años, aceptara la proposición de su novio de 19 años, la pareja llamó a un cura para que les casara en la propia mansión en secreto. De nada han servido las suplicas de su familia y amigos, que le han pedido insistentemente que reconsiderara su reconciliación con Brown después de la agresión que sufrió.

La pareja sigue escondida a los ojos del mundo en la mansión de P.Diddy en Miami, a la espera de que el juicio contra Brown tenga lugar. En cualquier caso, Rihanna ya tiene decidido que no presentará cargos contra su novio a pesar de que le golpeara hasta quedarse inconsciente.

Esta decisión ha dejado la investigación policial sujeta por pinzas, aunque los agentes están intentando sostener sus acusaciones contra Chris Brown en base a la declaración de Rihanna en el momento y lugar de los hechos y la declaración de los testigos. Si la Policía de Los Angeles encuentra suficientes argumentos para sostener las acusaciones contra el rapero, que su novia declare o no contra él, será indiferente.