Público
Público

Rivero garantiza la gestión y el PP quiere irse con el presupuesto aprobado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha garantizado hoy el "buen gobierno" en la comunidad tras la ruptura del pacto que mantenía con el PP, mientras que los populares quieren dejar el ejecutivo una vez aprobado el anteproyecto de los presupuestos autonómicos para 2011.

Rivero, en una rueda de prensa en la capital grancanaria, ha anunciado que los cambios que vaya adoptando en su Ejecutivo tras la ruptura del pacto con el PP se irán comunicado en las próximas 72 horas con la "serenidad, tranquilidad y responsabilidad" que requiere un asunto de esta naturaleza.

Aunque no quiso opinar sobre la decisión del PP, que dijo respetar pero no compartir, sí ha afirmado que "se anteponen los intereses partidistas a los generales de Canarias".

Rivero ha señalado que por ello actuará en función de lo que Canarias precisa por la situación de crisis económica, pues no son tiempos para incertidumbres sino de generar confianza, que ha garantizado tanto a las instituciones como a los agentes económicos y empresarios.

El presidente canario ha destacado que cuando mira al pasado ve que el Gobierno de coalición ha trabajo "mucho y bien", además de que todas las decisiones adoptadas en el seno del Consejo en estos tres años lo han sido por unanimidad.

Así mismo, ha afirmado que espera que tanto el PP como el PSOE se comporten "con lealtad y con altura política" en el Parlamento canario, donde CC cuenta con 19 diputados de los 60, por los 26 de los socialistas y los 15 del PP.

Por su parte, el presidente regional del PP y hasta ahora vicepresidente del Gobierno de Canarias, José Manuel Soria, ha señalado que la intención es que los cuatro consejeros populares abandonen el ejecutivo cuando el Consejo de Gobierno haya aprobado el anteproyecto de ley de los presupuestos autonómicos para 2011.

Aunque Soria anunció durante esta jornada que la reunión del Consejo, prevista inicialmente para el viernes, se iba a celebrar mañana, finalmente el propio Gobierno canario ha desmentido esta posibilidad y ha dicho que la reunión tendrá lugar el viernes.

En concreto, el consejero de Presidencia del Ejecutivo de Canarias, José Miguel Ruano, ha dicho que en Canarias los consejos de gobierno los convoca el presidente y que "ni ahora ni nunca los ha convocado el vicepresidente", a lo que ha añadido que "mañana no habrá" reunión del Ejecutivo.

En cualquier caso, José Manuel Soria ha manifestado que cuando abandonen el Ejecutivo regional los populares continuarán apoyando las cuestiones con las que estaban de acuerdo cuando estaban en el gobierno.

Por su parte, el secretario general de los socialistas canarios, José Miguel Pérez, ha considerado hoy que es necesario dar cuanto antes "seriedad y coherencia institucional" a la Comunidad Autónoma de Canarias.

Pérez, en declaraciones a Efe, ha manifestado que si estuviera en el lugar de Paulino Rivero no le duraría un consejero de Economía y Hacienda "tomándome el pelo de esta manera", en alusión al presidente del PP.

Según Pérez, no se puede "someter al Gobierno canario a un supuesto engaño, de me voy pero me quedo", sin precedente en ninguna administración autonómica.

Para Pérez, el PP ha acordado marcharse del Ejecutivo "por intereses partidistas y electorales", una decisión que también ha auspiciado el PP nacional con la estrategia de, por encima de cualquier otra consideración, atacar el Gobierno de Zapatero, y "se han llevado por delante el Gobierno canario".

El presidente de Nueva Canarias, Román Rodríguez, también se ha pronunciado sobre esta situación y ha manifestado que Paulino Rivero está conmocionado tras la ruptura del pacto de gobierno en el archipiélago y se ha expresado como "un presidente mediocre".

Según Rodríguez, Rivero creyó que el presidente del PP de Canarias, José Manuel Soria, se mantendría en el Gobierno hasta el final y se ha sorprendido de su decisión, que obedece a "oportunismo electoral".