Público
Público

Rubalcaba asegura que quien entre en el negocio del dopaje "se va a encontrar de frente al Estado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, reiteró hoy el compromiso del Gobierno contra el dopaje y aseguró que "todo el mundo debe saber que cuando entre en este negocio para perjudicar la salud de los ciudadanos, sean deportistas de alto nivel o no, se va a encontrar de frente al Estado".

Rubalcaba presidió la firma del convenio suscrito por el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, y su homólogo de Seguridad, Antonio Camacho, que reforzará la coordinación entre ambos departamentos en materia de prevención, detección y tráfico de sustancias prohibidas y métodos.

El convenio, que no contempla un aumento del presupuesto contra el dopaje ya que "en este momento está razonablemente cubierto" según Lissavetzky, prevé la creación de una comisión de seguimiento, integrada por cuatro representantes designados por los firmantes y encargada de ejecutar cuantas actuaciones sean precisas.

"Este es un negocio que no afecta sólo a los deportistas de alto nivel sino a mucha gente. Ha crecido, se ha sofisticado, se parece al crimen organizado, tiene connivencias con el narcotráfico y contra el que el Estado tiene que estar", señaló Rubalcaba.

El ministro destacó que el convenio "tiene dos valores añadidos", ya que transmite "un mensaje político para que todo el mundo sepa que el Estado está detrás" y "formaliza" el trabajo que "hasta ahora se venía realizando", después de que Lissavetzky apuntara que el dopaje "no es un problema específico de la sociedad española".

"Hoy aprobamos un instrumento sobresaliente para poder trabajar de forma más coordinada. No queremos tramposos en el deporte, ni gente que se lucre con la salud de los demás. Es fundamental que haya una labor de los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado para acabar con estas redes", señaló.

Lissavetzky, que alertó de existencia de laboratorios que falsifican medicamentos que pueden generar daños irreparables, mencionó datos de Interpol correspondientes a 2008, que reflejan "un negocio de más de 20.000 millones de dólares, que es más dinero que el que se consigue con las llamadas drogas sociales".

Según dijo, esta cifras apuntan a 31 millones de consumidores en el mundo, en un negocio en el que se comercia con 700 toneladas de esteroides anabolizantes, 14.000 millones de dosis, 70 toneladas de testosterona sintética con un millón y medio de consumidores en el mundo y 34 millones viales de EPO y de hormona del crecimiento detectados, con 2 millones de consumidores en el mundo.

"Seguimos apostando porque nadie se salga con la suya si no es dentro de los límites legales. La salud es un bien a cuidar, en la vida no valen atajos y no vamos a parar hasta intentar erradicar el dopaje y el uso de sustancias que provocan problemas de salud", agregó.

El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, consideró que "el dopaje es un problema global", que supone "un reto para las sociedades modernas" y que se presenta como "una actividad transversal, compleja y con caracteres de delincuencia organizada".

En su opinión el convenio permitirá mayor eficacia, ya que se profundizará en la investigación e información de conductas y sustancias, la formación continua, la cooperación policial, judicial, institucional e internacional, así como las relaciones con la Agencia Española Antidopaje (AEA), cuyo director, Javier Martín del Burgo, fue uno de los asistentes a la firma.

Camacho, que recordó que entre 2004 y 2009 en España se han desarrollado 22 operaciones contra el dopaje, que ha permitido 362 detenciones y la imputación de 21 personas, señaló que la Operación Grial "es un nuevo ejemplo de la implicación y cooperación entre la Policía y la Guardia Civil".