Público
Público

Rubalcaba concluye que ETA perdió su principal comando

La Fiscalía ya tiene «pruebas documentadas» de los planes B y C de Batasuna para concurrir a las elecciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El comando Otazua de ETA desarticulado el martes en Vizcaya era 'el más importante' con el que contaba la banda terrorista. Esta es la conclusión a la que ha llegado el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, tras comprobar los resultados de los interrogatorios policiales a los que han sido sometidos los cuatro detenidos esta semana.

Los cuatro legales -miembros sin fichar de la banda- han confesado su participación en 16 atentados cometidos por ETA tras la tregua de 2006, entre ellos los que acabaron con la vida del inspector de Policía Eduardo Puelles, y el brigada del Ejército Luis Conde.

Rubalcaba recordó que, tras la confesión, 'quedan dos atentados por esclarecer', uno de ellos el perpetrado en julio de 2009 contra la casa cuartel de Palma de Mallorca en el que murieron dos guardias civiles. Los responsables de los demás atentados 'están en prisión', se felicitó el vicepresidente. 'También pasará lo mismo con los autores del atentado de Palma de Mallorca', recalcó.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Rubalcaba quiso aclarar que el término legal con el que se ha calificado a los cuatro arrestados se refiere a que los supuestos etarras 'no estaban liberados', sino que 'hacían vida normal', lo cual hacía 'especialmente difícil para la policía su localización'.

'Eran personas que estaban integradas con normalidad en la sociedad vasca, pero además, eran experimentados', advirtió el vicepresidente. En este sentido insistió en que 'un comando experimentado y además de legales es siempre un comando muy peligroso y por tanto la operación es muy importante'. Si bien Rubalcaba quiso expresar 'toda la cautela del mundo', aseguró que, 'de todo lo que le quedaba a ETA, seguramente este era el comando más importante'. Por ello, consideró que 'estamos más cerca del final' de la banda 'con toda seguridad'.

Sobre la posibilidad de que el comando desarticulado estuviera listo para atentar, pese a la tregua permanente y verificable de ETA, el titular de Interior reconoció que el Otazua 'tenía información'. 'Había recabado información hace algunos años sobre casas del pueblo y edificios oficiales, y había comprobado información que le había facilitado ETA, probablemente desde Francia en relación con un ertzaina y con un juez', advirtió. No obstante, el comando 'había rechazado esa información porque esos atentados eran muy difíciles de realizar'.

En la tarde de ayer, compareció ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska el presunto cabecilla del comando, Daniel Pastor, que se negó a declarar. El juez dictó contra él prisión incondicional por integración en organización terrorista, tenencia de armas y explosivos y falsificación de documentos. Los 16 atentados confesados por el comando siguen siendo objeto de investigación y la imputación por los mismos correspondería a otros juzgados, explica Grande-Marlaska en su auto.

Desde que fuera detenido la madrugada del martes en Galdakao (Vizcaya), Pastor ha tenido que ser trasladado en dos ocasiones al Hospital Clínico de Madrid por provocarse lesiones. Según explica Grande-Marlaska, fue debido a 'dos sucesos de autolesión', uno de ellos en la mañana del jueves, 'cuando golpeó con su puño derecho en la pared de la celda', y otro horas antes de ser puesto a disposición judicial, al golpearse 'de la misma forma' en la cabeza, en presencia del médico forense.

Las autolesiones, añade el magistrado, fueron reconocidas por el preso en sede judicial -que se negó a declarar sobre cualquier otra cuestión- y fueron corroboradas por el forense y los médicos del Clínico, a donde fue trasladado en una ambulancia. Tras la segunda autolesión, y habiendo acabado ya el interrogatorio de la Guardia Civil, Grande-Marlaska ordenó su traslado a la Audiencia Nacional. Sus tres compañeros pasarán a disposición judicial a lo largo del día de hoy.

La operación de la Guardia Civil ha entrado de lleno en el debate sobre la inscripción de Sortu en el registro de partidos políticos. La nueva formación emitió un comunicado en la tarde de jueves postergando al 'día que sea una organización legal' cualquier posicionamiento sobre acontecimientos como las últimas detenciones o los episodios de kale borroka de esta semana.

En el informe ampliatorio presentado el martes por la Guardia Civil a la Fiscalía y la Abogacía del Estado, sus autores citan un documento interno de ETA, de febrero de 2009, sobre la posición que debe adopta la izquierda abertzale sobre la violencia de la banda. 'No debe realizar ningún discurso que deje en evidencia los debates y desacuerdos que genera desde siempre en su seno la lucha armada', dice el documento. A continuación, según el informe que recoge Europa Press, la Guardia Civil vincula ese documento de ETA con la actitud de Sortu. 'La respuesta de los promotores de Sortu huye expresamente de la palabra condena. Y este hecho hay que ponerlo en relación con las instrucciones de ETA al respecto', dice el informe de los investigadores.

La Fiscalía presentará el próximo lunes ante el Tribunal Supremo su incidente de ejecución de la sentencia contra Sortu de la ilegalización de Batasuna. En el mismo, se incluirá la 'nulidad de reacción' a la operación contra ETA de los responsables del nuevo partido, según adelantó ayer el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido.

Asimismo, Conde-Pumpido dijo que la Fiscalía ya tiene 'pruebas documentales' de que Batasuna tiene 'un plan B y un plan C' para presentarse a las elecciones del 22 de mayo si la Justicia aborta finalmente el proyecto de Sortu. Ese plan B, explicó, será la presentación de agrupaciones electorales, mientras que el C consiste en 'introducirse en un partido legal'.