Público
Público

Rubio niega que el investigador del "chivatazo" le pidiera borrar una prueba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex comisario general de Información Telesforo Rubio ha asegurado hoy que el agente que investigó el "chivatazo" que alertó a ETA de una operación contra su red de extorsión no le pidió borrar la cinta en la que el dueño del bar Faisán contaba a un familiar cómo le habían avisado de la misma.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, Rubio, que ha declarado hoy como testigo ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, ha desmentido así la versión ofrecida el pasado martes ante el magistrado por el ex comisario jefe de la Unidad Central de Inteligencia (UCI) de la Policía, José Cabanillas, que aseguró que el citado policía, Carlos Germán, quiso que se borrara la cinta.

En su declaración de 45 minutos ante Ruz, Rubio, según las fuentes consultadas, ha dicho también que, aun en el caso de que le hubieran solicitado eliminar esa prueba, "es imposible" que hubiera accedido a ello.

El magistrado le había citado precisamente después que Cabanillas declarara el pasado día 8 que el que fuera jefe del equipo que debía llevar a cabo la operación contra ETA, y al que luego se encomendó investigar el "chivatazo" que la frustró, quiso borrar una conversación grabada en el coche de Joseba Elosua, el dueño del bar "Faisán", donde iba a desplegarse el dispositivo policial.

El responsable de la UCI, que elaboró el primer informe sobre el "chivatazo", explicó ante el juez que Germán intentó borrar una conversación captada por la baliza de sonido que Elosua llevaba oculta en su coche y en la que contaba a su yerno que una persona le había advertido en su bar de que le seguían.

Cabanillas añadió que el día del "chivatazo", el 4 de mayo de 2006, había tres o cuatro personas del equipo de Germán en el bar Faisán y que la cinta de vídeo que grabó la entrada del bar y que se investiga si fue manipulada "estuvo siempre bajo custodia del equipo" que éste dirigía.