Público
Público

Rubio vivió una noche especial; Pau de contrastes; Ibaka y Rudy como perdedores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La figura del base novato Ricky Rubio sigue creciendo tanto en el apartado individual como el efecto que su aportación está teniendo dentro de los Timberwolves de Minnesota que la pasada jornada vivieron una noche especial con su triunfo ante los Rockets de Houston.

Mientras que el ala-pívot Pau Gasol le toco una vez más tener emociones encontradas después de realizar una buena labor individual, pero ver como su equipo de los Lakers de Los Ángeles volvían a perder fuera de su campo.

Lo mismo que les sucedió a los Thunder de Oklahoma City, donde juega el ala-pívot congoleño, nacionalizado español, Serge Ibaka, y a los Nuggets de Denver, del escolta mallorquín Rudy Fernández.

Rubio por segundo partido consecutivo consiguió un doble-doble, esta vez de 13 puntos y 11 asistencias, y los Timberwolves ganaron 100-91 a los Rockets, lo que permitió que el equipo de Minnesota por primera vez en cinco años no tuviese marca perdedora (12-12).

El jugador de El Masnou volvió a representar la nueva imagen de los Timberwolves, un equipo joven, con talento, dirigidos por un gran entrenador (Rick Adelman), que confía plenamente en todo lo que puede aportar Rubio como líder en la dirección del juego.

Rubio, que logró el undécimo doble-doble de la temporada, se impuso una vez más en el duelo con los bases de los Rockets, que nunca pudieron frenarlo en sus acciones de mover el balón.

El novato español disputó 37 minutos en los que anotó 4 de 7 tiros de campo, falló dos intentos de triples y estuvo perfecto (5-5) desde la línea de personal, además de capturar un rebote, recuperó tres balones y perdió cuatro.

La excelente labor de Rubio en la dirección del juego permitió a los Timberwolves ganar el segundo partido consecutivo y el quinto de los últimos siete que han disputado para tener marca positiva.

Gasol no sintió para nada el efecto de haber jugado la noche anterior en Denver y llegó al EnergySolutions Arena, de Salt Lake City, dispuesto a ayudar a los Lakers a conseguir la victoria, pero su doble-doble de 24 puntos y 16 rebotes no impidió la derrota de su equipo por 87-96.

Aunque una vez más los "Big Three" de los Lakers, esta vez encabezados por Gasol lograron superar la barrera de los 20 puntos al final confirmaron que tienen una carencia preocupante en los puestos titulares de base y alero, además de la poca calidad que hay en el cuadro de reservas.

Gasol repitió doble-doble por noche segunda consecutiva, el decimotercer que lleva esta temporada, disputó 36 minutos y anotó 9 de 20 tiros de campo y 6-7 desde la línea de personal, capturó 10 rebotes defensivos, de los 16 que registró, repartió cuatro asistencias y puso dos tapones.

Ibaka siguió también en línea de jugador de equipo y cumplió aunque los Thunder no pudiesen superar el factor sorpresa que generó la inspiración encestadora del base francés Tony Parker (42 puntos) y perdiesen por 107-96 en su visita al AT&T Center, de San Antonio, ante el equipo local de los Spurs.

El ala-pívot congoleño, nacionalizado español, aportó 10 puntos en 27 minutos, al encestar 4 de 9 tiros de campo, incluido 2 de 7 desde la línea de personal, logró cinco rebotes y puso dos tapones.

Menos productivo estuvo Fernández en su regreso al Rose Garden de Portland, donde hace cuatro temporadas debut como profesional de NBA con los Trail Blazers de Portland, y su nuevo equipo de los Nuggets de Denver perdieron por paliza de 117-97.

Fernández jugó 23 minutos y aportó nueve puntos después de anotar 3 de 8 tiros de campo, incluido un triple en cinco intentos, y estuvo perfecto 2-2 desde la línea de personal.

El escolta mallorquín, que fue recibido con aplausos por los aficionados de los Trail Blazers, capturó dos rebotes, repartió dos asistencias y recuperó un balón.