Público
Público

Rusia reanuda el suministro de gas, pero fluye con escasez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Gennady Novik

Rusia reanudó el martes el suministro de gas a Europa a través de Ucrania por primera vez desde que una disputa contractual interrumpiera hace casi una semana el suministro, pero la UE dijo que poco o ningún gas fluye a los países que han sufrido cortes de energía.

El monopolio estatal ruso Gazprom acusó a Ucrania de extraer gas para uso propio, pero la empresa estatal energética de Ucrania culpó a la falta de presión en el sistema de tuberías y dijo que no podría enviar el gas sin recortarlo a varias de sus propias regiones.

Los técnicos de la estación de bombeo rusa de Sudzha, cerca de la frontera con Ucrania, abrieron las llaves a las 10:00 a.m. (07:00 GMT).

Pero el gas no estaba llegando al sureste de Europa, que ha hecho frente a la interrupción del suministro con cierres de fábricas y recortes en la calefacción en pleno invierno, según el monopolio estatal gasístico de Bulgaria.

Rusia dijo que los flujos se habían reiniciado parcialmente pero luego se vieron bloqueados.

"Los grifos en el lado ucraniano están cerrados", afirmó Sergei Kupriyanov, portavoz de Gazprom.

Ucrania dijo a la UE que estaba teniendo "dificultades técnicas", porque la presión del gas que llegaba de Rusia era demasiado baja.

La Comisión Europea dijo que Europa necesita urgentemente el gas y un asesor del presidente de la Comisión, Jose Manuel Durao Barroso, dijo que le había expresado su disgusto al primer ministro ruso, Vladimir Putin, sobre los bajos volúmenes operados por Rusia.

Un responsable de la UE en Bruselas dijo que sólo un pequeño flujo de gas estaba llegando a Sudzha.

Europa depende de Rusia para una cuarta parte de su suministro de gas y la mayoría del mismo se distribuye a través de Ucrania, una ex república soviética que pretende unirse a la alianza militar de la OTAN.

El corte en el suministro ha minado la reputación de Moscú y Kiev como fuentes energéticas y provocado la búsqueda de rutas alternativas.

Rusia cortó el gas a Ucrania el 1 de enero tras no alcanzar un acuerdo con Kiev sobre las tasas del gas. Una semana más tarde detuvo el tránsito, diciendo que Ucrania estaba robando gas con destino a Europa. Kiev acusó a Moscú de usar un chantaje energético.

Unos 18 países europeos se han visto afectados por interrupciones en el suministro de gas. El este de Europa y los Balcanes fueron los que sufrieron más problemas.

La reanudación se produjo gracias a un acuerdo mediado por la UE para desplegar observadores internacionales en puntos estratégicos en la ruta de suministro, para asegurar a Rusia que Ucrania no desviaba gas para su consumo.