Público
Público

Rusia reducirá flujo de gas a Europa a través de Ucrania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Conor Humphries y Pavel Polityuk

Rusia reducirá a partir del lunes el flujo de gas que llega a Europa a través de Ucrania, en la misma cantidad en la que afirma que está robando Kiev, una medida que podría afectar al suministro de los países europeos que sufren temperaturas bajo cero.

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, ha ordenado a la empresa estatal Gazprom reducir el suministro que envía a la frontera ucraniana, en una nueva fase de la disputa entre los dos países.

Europa depende de los gaseoductos que pasan por Ucrania para recibir una quinta parte de su gas.

"Sí, cortadlo hoy", dijo Putin al consejero delegado de Gazprom, Alexei Miller, en la residencia del primer ministro cerca de Moscú.

Rusia, enfrentada con Kiev por cuestiones de deudas y precios, cortó el suministro a Ucrania el día de Año Nuevo. El conflicto ya ha reducido el flujo de gas a Grecia en un tercio e interrumpido los suministros a consumidores del este de Europa.

La Unión Europea tenía previsto mantener el martes conversaciones con Gazprom para encontrar una solución rápida.

"Dado que somos el mercado principal para el gas ruso (...) tenemos un interés obvio en ejercer presión sobre estas partes para que alcancen un acuerdo definitivo tan pronto como sea posible", dijo el portavoz de la Comisión Europea, Johannes Laitenberger.

El funcionario añadió que no creía que hubiera un peligro inmediato para los consumidores de la Unión Europea.

Hasta ahora, la interrupción del suministro de gas ha afectado a Turquía, Polonia, Rumania, Bulgaria y Hungría. La República Checa, que ejerce actualmente la presidencia rotativa de la Unión Europea, informó de una caída del 9,5 por ciento en el flujo de gas.

Las empresas energéticas europeas tienen almacenado gas como para mantener el abastecimiento durante varios días, pero los analistas han señalado que podrían tener problemas si la disputa se prolonga mucho tiempo.

"La situación es preocupante cuando alguien no puede cumplir con su contrato", dijo a Reuters en Sofía, donde las temperaturas eran de cinco grados bajo cero, Dimitar Gogov, consejero delegado de la empresa estatal búlgara Bulgargaz.

El conflicto entre Rusia y Ucrania recuerda al de hace tres años, cuando se interrumpió el paso de gas que pasaba por Ucrania.

La repetición de la estrategia plantea dudas sobre la fiabilidad de Rusia como proveedor de energía, tensando más sus relaciones con occidente, ya afectadas por la guerra con Georgia de agosto pasado.

El Kremlin se ha opuesto a la ambición de Ucrania de unirse a la OTAN, y algunos políticos occidentales ven paralelismos entre el conflicto con Georgia y el tratamiento que Rusia le da a Ucrania.

RUTAS ALTERNATIVAS

Los temores por el efecto que pueda tener la disputa en el suministro de combustible, unidos al conflicto en Oriente Próximo, han elevado los precios del petróleo a un máximo de tres semanas.

Miller propuso a Putin recortar el gas enviado a Europa a través de Ucrania en 65,3 millones de metros cúbicos, el mismo volumen que dice que Kiev roba, y que supone en torno a un sexto de lo que exporta Rusia a Europa a través de Ucrania.

Para compensar la escasez, afirmó Miller, Gazprom aumentará el suministro en rutas alternativas que incluyen a Bielorrusia, el gaseoducto Blue Stream que pasa por debajo del Mar Negro y de reservas subterráneas en Europa.

La energética estatal ucraniana, Naftogaz, acusó el lunes a la división moldava de Gazprom de robar el gas de tránsito destinado al sudeste europeo.

Naftogaz sostuvo que está lista para reanudar las conversaciones para hallar una salida a la disputa, pero el vicepresidente ejecutivo de Gazprom y presidente de Rusia, Alexander Medvedev, dijo que Kiev había rechazado una invitación a negociar.

"No sólo no estamos cerca de una solución, sino que ni siquiera vemos a un socio negociador en la mesa", dijo Medvedev en una rueda de prensa en París.