Público
Público

Sabina cierra las fiestas del Corpus en Toledo con un concierto de casi tres horas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El cantautor jienense Joaquín Sabina ha cerrado esta madrugada las fiestas toledanas del Corpus con un concierto de casi tres horas ante cerca de 9.000 espectadores en la plaza de toros de la capital castellanomanchega.

En el segundo concierto de su gira española, tras regresar de una extensa por América Latina, donde ha ofrecido 52 conciertos, Sabina ha mezclado canciones de su nuevo álbum "Vinagre y rosas", con las suyas de siempre, coreadas por sus entusiastas seguidores.

"Después de unos meses dando bandazos por las Américas es un gusto estar aquí, en el salón de casa", ha dicho el cantante a sus fans, muchos de ellos tocados con "bombines", como el que luce el cantante en sus conciertos.

Vestido de frac, bombín, pantalón vaquero gris y camiseta negra con un signo de interrogación blanco en el pecho, el concierto de Sabina se ha iniciado con unos acordes de "Lili Marleen" y a continuación el cantante ha interpretado "Tiramisú de limón".

Esta canción, la más emblemática del disco "Vinagre y rosas", que da nombre a la gira, ha sido compuesta por Sabina con música del grupo Pereza, que también la ha producido y tocado.

El cantante, luciendo en la segunda parte del concierto una chaqueta de esmoquin, en tonos de camuflaje, ha mezclado canciones de su nuevo disco, como "Viudita de Cliqout" o "Cristales de bohemia", con otras muchas de sus discos más conocidos.

Así, ha interpretado "Medias negras" (de su álbum 'Mentiras piadosas') "Ganas de" y "Por el bulevar de los sueños rotos" (de 'Esta boca es mía'), "Aves de paso" ('Yo, mi, me, contigo'), "Llueve sobre mojado" ('Enemigos íntimos'), "Noches de boda" y "Una canción para la Magdalena"(de '19 días y 500 noches') o "El hombre del traje gris".

Una veintena de canciones coreadas por sus seguidores, algunos de los cuales han reclamado al finalizar el concierto la vuelta del artista para un bis cantando el himno del "Atlético de Madrid", el club de fútbol de sus desvelos.

"¡Qué mejor que dar un concierto en una plaza de toros!", ha dicho Sabina, gran aficionado a la Fiesta Nacional, sobre el lugar donde se ha llevado a cabo el mismo, entre las 22:30 del día 15 y la 1:15 de la madrugada de hoy.

En su "querido México", ha dicho, pudo ver a José Tomás "que estuvo impresionante" y celebrar allí el 91 cumpleaños de Chavela Vargas, a quien ha dedicado una de sus canciones más conocidas: "Por el bulevar de los sueños rotos".

La gira española de Sabina comenzó el 12 de junio en la plaza de toros de Badajoz y continuará mañana por la de León, visitará Zaragoza el día 19 y recalará en la plaza de las Ventas el 22 de junio y así por toda la geografía española en una maratón de 40 conciertos que concluirá en Tenerife el 23 de octubre.