Público
Público

Sacyr busca comprador para Itínere

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Acuciado por una deuda financiera neta de más de 18.000 millones de euros y por los elevados costes que genera, algrupo Sacyr Vallehermoso ha acelerado el proceso para vender su filial concesional Itínere y previsiblemente recibirá ofertas vinculantes aprincipios de la semana próxima, dijeron el viernes fuentes de la industria y otras involucradas en el proceso.

"El lunes termina el plazo para recibir ofertas vinculantes", dijo una de las fuentes, que añadió que el proceso está siendo gestionado porMediobanca.

Según las mismas fuentes, hace unos meses Sacyr hizo circular un cuaderno de venta por el 40 por ciento de la concesionaria, aunque a lavista de la falta de interés, ahora está tratando de vender el total de capital en un momento de problemas de liquidez generalizados.

"Inicialmente circuló un cuaderno de venta por el 40 por ciento, pero ahora el proceso se extiende al 100 por ciento", dijo otra fuente delsector.

El conglomerado constructor reconoció la semana pasada que se ha contemplado la posibilidad de vender su participación del 20 porciento en Repsol u otros activos de su propiedad para aliviar deuda.

"No tengo nada que añadir a lo que comunicamos el viernes pasado, no hay novedades relevantes que incluir", dijo un portavoz de Sacyrconsultado por Reuters.

La filial concesional de Sacyr, cuya deuda neta a junio superaba los 4.600 millones de euros, desistió en abril del año pasado de sus planesde sacar un porcentaje de hasta el 40 por ciento de su capital a bolsa en un contexto de inestabilidad y falta de liquidez en los mercadosinternacionales.

para una participación con la que reservaría el control - de 4,3euros que valoraba el 100 por ciento de la concesionaria en unos 3.500 millones de euros.

La actividad concesional de Sacyr, muy intensiva en capital, podría haber sido de interés para numerosas rivales españolas hace un tiempo,pero ahora las dificultades generalizadas de crédito y el exceso de proyectos dificultan enormemente el proceso.

"En estos momentos hay mucho menos dinero que proyectos, es un momento complicado para vender", explicó una fuente de la industria."Creo que sacarían más dinero si vendiesen las autopistas por separado".

Sin embargo, Sacyr, cuyos costes financieros en el primer semestre del año ascendieron a 522 millones de euros por su gran deuda, estaríaacuciada para deshacer cuanto antes posiciones en alguno de sus negocios.

Según diversas fuentes consultadas difícilmente habrá pujadores nacionales en España para la totalidad del negocio, aunque varioscompetidores podrían analizar la compra de los activos por separado.

Entre los posibles interesados, según las mismas fuentes, podría encontrarse algunos grupos internacionales, incluso de carácter financieroa través de fondos de infraestructuras.

/Por Carlos Ruano/