Público
Público

Salgado descarta un debate sobre ayudas financieras concretas

Los ministros de Finanzas de la zona euro celebran su reunión mensual en Bruselas, en la que examinarán su la difícil situación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra española de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha descartado que los miembros de la zona euro aborden hoy un plan concreto de rescate financiero para Grecia. 'Nos atenemos a lo que se decidió en el Consejo Europeo del pasado 11 de febrero; ésa es la línea que vamos a desarrollar, las recomendaciones que estaban ya previstas', ha dicho la vicepresidenta segunda del Gobierno español a su llegada a la sede del Consejo de la UE.

Los dieciséis ministros de Finanzas de la zona euro celebran esta tarde su reunión mensual en Bruselas, en la que volverán a examinar la difícil situación presupuestaria por la que atraviesa Grecia. Salgado ha indicado que el Eurogrupo sólo tiene previsto discutir 'las recomendaciones que están previstas' y que 'no se debe esperar' ningún debate sobre ayudas financieras específicas.

Respecto a la posibilidad de que los socios europeos decidan añadir más exigencias al plan de ajuste al que se ha comprometido el Gobierno griego, la ministra ha recomendado 'esperar a ver lo que plantea la Comisión'.

El Eurogrupo hoy y el Consejo Ecofin mañana (ministros de Finanzas de la UE) tienen previsto dirigir a Atenas recomendaciones específicas para que reduzca drásticamente el déficit público, que en 2009 alcanzó el 12,75% del PIB, y para que corrija los graves desequilibrios de su economía mediante reformas estructurales de gran calado.

Es la primera vez en la historia de la unión monetaria que Bruselas combina los dos instrumentos de vigilancia, presupuestaria y macroeconómica, contra un estado miembro incumplidor que está poniendo en peligro la estabilidad de la zona euro. Como medida de presión adicional, los ministros de la UE podrían decidir mañana hacer públicas las recomendaciones de Bruselas.

En su última evaluación sobre la crisis fiscal en Grecia, la Comisión reconocía que existe una 'alta incertidumbre' en cuanto a la viabilidad del objetivo de reducción de déficit que se ha fijado Atenas para este año: del 12,75% al 8,7% del PIB. Las autoridades griegas prevén, fundamentalmente, congelación de salarios en el sector público, subida de impuestos indirectos y medidas contra la evasión fiscal.

Según el diario económico alemán Handelsblatt, el Banco Central Europeo (BCE) quiere pedir a los ministros de Finanzas que exijan a Atenas mayores esfuerzos que los prometidos hasta ahora. En el borrador del programa de recortes del BCE, citado por Handelsblatt, la autoridad monetaria europea exige, por ejemplo, un aumento del Impuesto sobre el Valor Añadido o un incremento de los impuestos de lujo y sobre la energía.