Público
Público

El Salvador lucha por abastecer de agua al 20% de la población aún sin acceso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Exposición Internacional Zaragoza 2008 acogió hoy el Día Nacional de El Salvador, un país que lucha por abastecer de agua potable al 20 por ciento de la población que aún no dispone de ella, una empresa a la que su Gobierno dedica especiales esfuerzos inversores.

Así lo ha destacado hoy su ministra de Asuntos Exteriores, Marisol Argueta de Barillas, quien ha subrayado que la Expo es una muestra de los lazos históricos y de cooperación entre El Salvador y España, países que forman parte de una alianza trascendental centrada en combatir la pobreza, "ese flagelo de raíces profundas" que impide avanzar a muchos países iberoamericanos.

Acompañada por el ministro de Medio Ambiente, Carlos José Guerrero, y el presidente de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), Sigifredo Ochoa, entre otros miembros de la delegación salvadoreña, ha precisado que el 80% de la población del país tiene acceso al agua en sus domicilios, el 90% en el área urbana y el 40% en la rural, y que el Gobierno hace grandes esfuerzos para llevarla "a todos los rincones de El Salvador".

La gestión medioambiental, sobre todo del agua, es una prioridad en la agenda política de El Salvador, que trabaja a través de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados en alcanzar los Objetivos del Milenio y "la meta está prácticamente lograda", aunque queda mucho por hacer.

Ha apuntado que actualmente se facilita el acceso a la electrificación y el agua potable a más de 24.000 familias en el área rural y se espera llegar a unas 88.000 este año, al tiempo que ha resaltado que sólo para agua potable y saneamiento se han invertido 12,5 millones de dólares en proyectos que han beneficiado a más de 169.000 habitantes.

Ha hecho hincapié en que el acceso al agua, eje central de la Expo, es uno de los principales problemas de la humanidad sobre el que hay que actuar, y en que una de las formas de sumarse a la protección del recurso es mediante la difusión del problema y de acciones viables, un propósito al contribuye la muestra al permitir a la comunidad internacional conocer los avances en la gestión del recurso.

En ese sentido, ha destacado la importancia que tiene para el país la conservación de la cuenca del río Lempa, considerada la fuente de vida de los salvadoreños que cuenta en su recorrido con cuatro presas hidroeléctricas que generan en torno el 35% de la energía eléctrica nacional y de la que se extraen unos sesenta millones de metros cúbicos de agua anuales para su potabilización y consumo.

Ha comentado además que El Salvador muestra en la Expo, con un pabellón que recibe a unas 3.000 personas al día, el proyecto del Parque Nacional de El Imposible, una reserva de 3.800 hectáreas en el que tienen su origen ocho ríos, así como el de solidaridad de la región del Trifinio, en la que convergen también Guatemala y Honduras y cuyas acciones implican a 45 municipios de las tres naciones que benefician a 750.000 personas.

Este proyecto, ha apuntado, es un modelo de responsabilidades compartidas entre los tres países y un ejemplo de integración y de gestión sostenibles de recursos naturales de esa región, para la que se tiene el objetivo, en el periodo 2006-2010, de impulsar una gestión integrada del agua como bien ambiental, económico y social que permita potenciar los impactos positivos desarrollando las capacidades de la población, en particular de los gobiernos locales.

Por su parte, el comisario de la Expo, Emilio Fernández-Castaño, se ha referido a los fenómenos naturales extremos que sufre el país, algunos con efectos devastadores como los producidos por el huracán "Mitch" en 1998, al tiempo que ha aludido a la necesidad de que afronte los retos derivados del cambio climático.

En ese sentido, ha remarcado que los esfuerzos del Gobierno en materia medioambiental se centran en luchar contra la desforestación, la contaminación de las aguas y la falta de acceso de una parte importante de la población rural al agua de calidad.