Público
Público

Sarkozy ofrece a España una de sus sillas para la cumbre

"Sería difícil explicar que la octava economía del mundo, España, no se puede sentar con las veinte economías más importantes",  ha dicho el presidente de Francia. Zapatero adivierte de que la &u

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 
El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy ha dicho hoy en Bruselas que Francia 'no tiene ningún problema para permitir a España usar una de las dos sillas' que tiene en la cumbre del G20 del próximo día 15 en Washington para la reforma del sistema financiero.'Sería difícil explicar que la octava economía del mundo, España, no se puede sentar con las veinte economías más importantes', señaló Sarkozy en rueda de prensa.

Sarkozy, había dejó entrever minutos antes que habría más de cuatro países de la Unión Europea (UE) representados en la cumbre financiera de Washington, en la que aspira a participar el jefe del gobierno español , José Luis Rodríguez Zapatero.

El presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, en una comparecencia ante los medios posterior a la de Sarkozy, que 'respeto todo lo que ha dicho Sarkozy e incluso le agradezco sus palabras, pero ahora le toca a Bush, como convocante de la reunión, decidir que España pueda participar en ela cumbre' ha explicado Zapatero. 'Las decisiones las tienen que tomar los que convocan la reunión. Hay que ser muy prudentes, la decisión todavía no se ha tomado, una vez se tome, haremos una valoración oportuna, pero les anticipo que no es una decisión fácil'. El presidente español cree que la decisión será muy importante también para que se reconozca 'la importancia objetiva de España'.

Además, Sarkozy también ha hablado de los otros países que también quieren asistir a la cumbre. El dirigente ha declarado que 'sigue habiendo problemas al respecto', com la intención de que también participe los Países Bajos. 'Tampoco me parece mal que vayan los países bajos a la reunión, y así lo he manifestado', ha explicado. El también presidente de turno de la UE ha destacado la necesidad de aclarar dónde se pone el límite  para que los países que demandan acudir a la cumbre, como en el caso de los Países Bajos, puedan hacerlo.

'¿Quién puede pensar que en una Europa a Veintisiete podríamos estar representados simplemente porque cuatro de nosotros, o alguno más y eso lo hablaremos, hayamos sido invitados a la cumbre?', inquirió el presidente francés.

En principio, Francia, Alemania, Reino Unido e Italia -como integrantes del Grupo de los Ocho (G-8)- son los únicos países de la UE invitados a la reunión, aunque España y varios Estados miembros han reclamado su participación.

En un discurso con motivo del 50 aniversario de la Comisión Europea (CE), Sarkozy subrayó la necesidad de que Europa disponga de una 'posición común' ante la reunión del Grupo de los Veinte (G-20) llamada a reestructurar el sistema financiero mundial.

La reunión extraordinaria que hoy celebran los jefes de Estado y de Gobierno de la UE para preparar la cumbre del G-20 podría decidir si, finalmente, España acudirá a esa cita.

En su discurso, minutos ante del comienzo del encuentro de los líderes europeos, Sarkozy recalcó la necesidad de que la UE 'coordine su política económica' ante la 'crisis extraordinariamente grave que vivimos hoy'.

'La coordinación de nuestras políticas económicas es una clara obligación. No hay otra opción', aseguró el presidente francés, que subrayó que Europa 'nunca ha necesitado tanto la unidad como actualmente'.

'Europa debe contar (en la escena internacional) y para contar tiene que estar unida en su ambición y su visión', señaló Sarkozy, que aseguró que hoy tratará de consensuar una postura conjunta de los Veintisiete de cara a la cumbre del G-20.

Aprovechando la celebración del cincuenta aniversario de la CE y del 120 del nacimiento de Jean Monnet, considerado uno de los padres de la Europa unida, Sarkozy hizo un llamamiento a recuperar la 'ambición y creatividad' en la UE y a no conformarse con seguir las líneas marcadas anteriormente.

En este sentido, bromeó con la celebración hoy de la segunda cumbre extraordinaria -tras la centrada en Georgia- convocada durante este semestre en el que Francia preside la Unión.

'A algunos les parecerá demasiado. A mí lo que me sorprende es que otros se sorprendan porque tomemos nuestra responsabilidad', sentenció Sarkozy.