Público
Público

Sarkozy pide cambios en la OMC y reclama negociaciones entre los bloques

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, considera que el sistema de la Organización Mundial del Comercio (OMC) está superado, a la vista del bloqueo durante ocho años de la llamada ronda de Doha, y pidió que sean posibles las discusiones de bloque a bloque, sin necesidad de consenso.

"Hay que permitir en el interior de la OMC discusiones de bloque a bloque porque el sistema actual está superado y no es necesario que todos estemos de acuerdo en el mismo momento", dijo Sarkozy en el discurso de clausura de un coloquio sobre el "Nuevo Mundo" con responsables políticos y empresariales internacionales.

Consideró que "la ronda de Doha ha fracasado porque fue concebido sobre equilibrios que han desaparecido", tras haber insistido en que "lo que llamábamos el tercer mundo ya no existe", puesto que China es la segunda economía mundial, el PIB de Brasil ha superado al del Reino Unido y, en términos generales, "los países emergentes están más cerca de los avanzados que de los menos avanzados".

Por esa razón, reclamó como "indispensable" que "las concesiones comerciales hechas por los países avanzados a los emergentes se traduzcan en una apertura equilibrada de sus mercados, sobre todo para los mercados públicos o los productos industriales".

Por otro lado, el presidente francés estimó que no basta con fijar reglas comerciales, sino que las transacciones tienen que tener en cuenta también otras de carácter sociolaboral o medioambiental.

"No es normal que todos los países de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) no hayan ratificado las nueve normas básicas" de este ente.

Subrayó que Francia quiere que Europa se aplique en "una política comercial basada en la reciprocidad".

Se felicitó del reciente acuerdo entre China y Japón por el que un número creciente de transacciones entre ambos países se harán en yuanes.

A su juicio, es una muestra de que "la internacionalización del yuan está en marcha" y mostró su apoyo para que la divisa china entre en la cesta de monedas internacionales del FMI a partir de 2015.