Público
Público

Seal exhibe el "alma" de su música y despide su gira por España en Valladolid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El músico británico Seal ha ofrecido esta noche un concierto en Valladolid con el que ha concluido su gira por España, y en el que ha lucido con impetuosidad el "alma", tanto de su música, como de sus influencias artísticas.

Antes de continuar su gira por Portugal, Seal se ha despedido con un tierno discurso en el que ha alabado la cercanía del público español y se ha lamentado de no hablar más el castellano.

El recital ha intercalado las canciones de su último disco, "Soul", en el que versiona con rigor algunos de los clásicos del soul, con algunos de los éxitos más rotundos de sus dieciocho años de trayectoria.

Con la versión del clásico de The Temptations "Papa was a rolling stone", el cantante y compositor ha abierto el concierto con el aforo completo.

Desde ese primer instante, su voz ha sonado nítida y potente, escoltada por una banda de músicos acompasada y magistral en el ritmo.

Ya con el público en el bolsillo de su chaleco negro, ha continuado con el célebre "Its a man's world", de James Brown, para animarse después con "I can't stand the rain".

Después, ha bromeado con el público, se ha mostrado encantado con el emplazamiento del concierto, el claustro de un antiguo monasterio benedictino, y ha prometido volver a España.

A renglón seguido "A change is gonna come", "I've been loving you too Long", también de su último disco de versiones, han desatado completamente su vertiente más pasional.

Algo que se ha tornado en jolgorio con la movida "Waiting for you".

Su prodigiosa voz se acoplaba a cualquier registro, dado que con la armónica y preciosa "Love's divine" ha exhibido de nuevo su versatilidad.

Tras este tema delicioso, ha retomado la alegría y el sentimiento de "Soul" con "Its alright", "Here a I'am" y "Knock on wood", himnos con los que ha trasladado su imponente presencia sobre el escenario varias décadas atrás.

Así, en un alarde de astucia y sirviéndose del entusiasmo reinante, ha reivindicado de nuevo su carrera musical regada en el rhythm and blues y el rock, con "Get It Together" y "The right life".

La emotiva balada "Kiss from a rose" ha apaciguado los ánimos hasta el celebrado final del premiado tema, dado que fue de los más aplaudidos. Éste ha precedido a un "remix" de otras canciones de su discografía, las cuales han servido de prólogo a la enajenación mental transitoria que ha instaurado "Crazy" en la velada.

Después, con "Amazing" y "Bring it on", el público se ha dejado llevar hasta concluir el resplandeciente "show" con una revisión calcada de "People get ready", de The Impressions.

Seal ha dicho adiós al pasado de su gira por España con un "hasta la vista".