Público
Público

Seat pone ahora su mirada en Rusia

Lanzará en otoño un nuevo utilitario urbano, sustituto del Arosa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Seat apuesta definitivamente por los mercados emergentes. Aún no ha completado su entrada en China y ya está preparando su nueva apuesta por Rusia. La firma con sede en Martorell (Barcelona) anunció ayer que ha iniciado contactos con concesionarios de ese país para ampliar la presencia de la marca.

'Hemos decidido regresar a Rusia, será un mercado importante en el futuro', explicó el vicepresidente ejecutivo comercial, Paul Sevin, en el salón de Fráncfort. Este mercado se fue abandonando en el pasado por los pobres resultados. No obstante, Sevin, que no cuantificó las expectativas de ventas, ve ahora gran potencial comercial, dado el nuevo contexto económico.

Las ventas de la marca crecen un 25% en Alemania y un 16% en Francia

La caída del mercado español, el primero de Seat y sin visos de mejora, está lastrando los resultados de la firma, que busca alternativas en el exterior. Además de mantener los buenos resultados en Europa (con crecimientos del 25% en Alemania y del 16% en Francia), y del desembarco en China y posterior en Rusia, la marca española prevé expandirse en los países alrededor de México, donde está obteniendo gran aceptación, con unas 18.000 unidades vendidas en lo que va de año.

Por el momento, la fábrica de Martorell albergará toda la producción, si bien en caso de un gran crecimiento en Asia implicaría abrir una nueva fábrica en China para ahorrar los altos costes de transporte.

Seat adelantará, además, a este año su anunciada ofensiva de producto, inicialmente prevista en 2012. Consistirá en la salida al mercado de un nuevo modelo 'cada cuatro meses', destacó Sevin. La renovación del producto se iniciará en otoño con el lanzamiento de un nuevo utilitario más reducido. El coche pertenece al segmento del antiguo Seat Arosa, que en 2007 se retiró del mercado. Se trata de un modelo que se fabricará en Bratislava y que compartirá con Skoda y Volks-wagen, que ayer mismo lo presentó por primera vez en Fráncfort bajo el nombre de Volkswagen Up, que tendrá también su versión eléctrica.

Reclama un plan de achatarramiento para reactivar el mercado

Por su parte, Seat se personó en el salón con un nuevo prototipo, una berlina deportiva, que en caso de llegar a fabricarse en el futuro sería la sustituta del actual Exeo, que mostrará un nuevo diseño en octubre.

La firma reclamó al próximo Gobierno que apruebe un plan de achatarramiento, ya que considera que será la única solución posible por el momento a la reactivación del mercado.