Público
Público

El Secretario General elogia la contribución de España, al finalizar su mandato

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general del Consejo de Europa, Terry Davis, que finaliza mañana su mandato de cinco años, ha elogiado la contribución de España a la protección de los derechos humanos en esta organización paneuropea, desde su adhesión hace 32 años.

En una entrevista concedida a Efe, Davis calificó la presidencia española del Comité de Ministros del Consejo de Europa, que finalizó el pasado mes de mayo, como "muy buena, una de las mejores que he visto" y confió en que la próxima presidencia española de la Unión Europea (UE) se beneficie de esta experiencia.

Para el todavía mandatario de esta organización, a la que pertenecen todos los países europeos excepto Bielorrusia, con sede en Estrasburgo, nordeste de Francia, "la exitosa transición española de la dictadura a la democracia fue un ejemplo brillante para todos".

Tras referirse al ex secretario general Marcelino Oreja y a los dos presidentes "excepcionales" de la Asamblea Parlamentaria Miguel Ángel Martínez y Lluis María de Puig, que ha aportado España, Davis elogió las campañas publicitarias contra la violencia de género, en 2006, y contra la discriminación, este verano, que se han podido ver en las calles de Madrid.

Una de las próximas acciones españolas será la ratificación del Protocolo nº 13 al Convenio Europeo de Derechos Humanos, relativo a la abolición de la pena de muerte en todas las circunstancias.

Aparte de Francia, España es el país europeo que más ha visitado Davis en su mandato, con nueve visitas. En este lustro ha participado en alrededor de 300 actos oficiales y ha visitado 38 de los 47 estados del Consejo.

Pero también hay "decepciones", como la negativa de Rusia a ratificar el Protocolo nº 14 al citado convenio para que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos sea más eficaz a la hora de resolver las más de 100.000 demandas actualmente pendientes.

Además citó el incumplimiento de la promesa rusa de abolir la pena de muerte, realizada cuando se adhirió al Consejo de Europa hace 13 años.

Otro asunto "decepcionante" es la "guerra" de hace un año entre Rusia y Georgia. Y afirma el secretario general que "Rusia no tiene excusa para no abolir la pena de muerte y Georgia no tiene excusas para seguir retrasando la repatriación de los miles de mesjetas" (georgianos musulmanes), deportados por Stalin en 1944.

"No tengo nada de lo que arrepentirme", aseguró, Davis, quien sí lamentó, no obstante, que los gobiernos europeos "no hayan hecho nada" para resolver la cuestión de los vuelos y las cárceles secretas de la CIA en Europa.

Entre los líderes internacionales con los que se ha encontrado, se queda con Kofi Annan, con cuyos discursos se muestra "muy identificado".

Davis asegura que se ha sentido un "chivo expiatorio" al menos "una vez a la semana y afirma que "se han tomado decisiones en mi nombre, sin haberme trasladado previamente el problema". Por ello, recuerda una cita de Harry Truman para ilustrar la necesidad de estar curtido para cualquier embate: "Si no puedes soportar el calor, no entres en la cocina".

A partir del martes, le sustituirá provisionalmente la secretaria general adjunta, Maud de Boer-Buquicchio, ya que la Asamblea Parlamentaria pospuso la elección de su sustituto, después de que el Comité de Ministros descartara la nominación de dos parlamentarios candidatos al puesto. La "disputa", dice, es "muy inoportuna y se podía haber evitado".

Entre sus planes para el futuro, destaca seguir en política y en los asuntos relacionados con los derechos humanos, colaborar con organizaciones no gubernamentales, retomar sus estudios de Historia y visitar los lugares de interés que no ha podido ver en sus viajes oficiales.