Público
Público

El sector ganadero perdió 122 millones en 2 años por clima anormal, según UUAA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El sector ganadero gallego registró en los dos últimos años unas pérdidas de 122 millones de euros por fenómenos meteorológicos anormales, según anunció hoy el secretario general de Unións Agrarias-UPA, Roberto García González.

Estas pérdidas se deben al descenso en la producción de forrajes debido a las sequías que se registraron en 2006 y 2007, que también afectaron a la producción de maíz y a los pastizales.

García intervino hoy en el congreso "Medio Rural, Agricultura y Cambio Climático", que se celebra en Santiago de Compostela hasta mañana, y en el que también intervinieron la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona; el secretario general de la Consellería de Medio Ambiente, Xurxo Santiso; y el alcalde de Compostela, Xosé Sánchez Bugallo.

El sindicalista apuntó la necesidad de saber cuáles son los escenarios más probables del cambio climático y así "poder cambiar la forma de hacer las cosas para estar preparados como productores y gestores de ecosistemas".

Además, apostó por profundizar en las oportunidades de nuestra comunidad en la mitigación de las causas humanas que están detrás del cambio climático, ya que son especialmente perceptibles "para los que miramos permanentemente al cielo", en referencia a los profesionales del sector agroganadero.

En este contexto, García aludió a la necesidad de volver a formular las dinámicas globales de gestión de alimentos, sobre todo en lo que al abastecimiento se refiere, para evitar situaciones como las que provocó la sequía de 2006 y que causó un encarecimiento de los precios del cereal, entre otros.

Por su parte, Narbona mencionó la "escasa" respuesta política que se dio a la problemática del cambio climático en anteriores legislaturas y puso como ejemplo la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en 2006 para explicar que es posible que el país experimente un fuerte crecimiento contaminando menos.

La titular de Medio Ambiente indicó que si la innovación tecnológica impregna el modelo productivo, España será menos vulnerable ante eventuales crisis energéticas internacionales o "ante el monocultivo de una actividad productiva, como es el ladrillo", precisó.

Asimismo, mencionó la presencia de los sindicatos agrarios en el Consejo Asesor de Medio Ambiente y destacó su compromiso en la tarea de mejorar las condiciones sociales y económicas del medio rural y contribuir a la reducción de emisiones de este tipo de gases.