Público
Público

Tras seis meses de la reforma laboral, la contratación ha caído el 4,4 %

Un informe presentado hoy por UGT desvela que la reforma del PP no ha cumplido ninguno de sus objetivos y a día de hoy "no hay un sólo indicador positivo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La reforma laboral del PP, tras seis meses completos de aplicación, no ha creado empleo, ni ha frenado la destrucción de puestos de trabajo, tampoco ha servido para aumentar la contratación, ni ha evitado la segmentación del mercado laboral. Así lo ha indicado el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer. 'No hay un sólo indicador positivo' sobre el empleo o la contratación desde la entrada en vigor de la reforma laboral, en febrero de este año, a excepción del aumento 'sólo en un 0,5 %' de los contratos indefinidos iniciales.

Desde la entrada en vigor de la reforma la contratación ha caído el 4,4 %, los contratos indefinidos han disminuido el 14,3 % y los temporales el 4,6 %, mientras que sólo han crecido los indefinidos iniciales. Respecto al contrato 'estrella' de la reforma, el de emprendedores, representan sólo el 0,7 % del total de los contratos firmados y los sindicatos desconocen aún cuántos de ellos se acogen a bonificaciones.

El contrato 'estrella' de la reforma, el de emprendedores, representa sólo el 0,7 % del total   Además, el empleo ha disminuido un 4,8 % respecto al mismo periodo de 2011, el número de desempleados ha aumentado el 17,8 % y el paro registrado en agosto ha crecido un 12 % respecto al mismo mes del año pasado, mientras que los ERE han crecido un 88 % a 30 de junio.

El número de trabajadores que se han dado de baja voluntariamente en su puesto de trabajo al no poder afrontar cambios en sus condiciones laborales ha venido incrementándose en términos interanuales desde el pasado mes de febrero, cuando se puso en marcha la reforma laboral, que pretendía reducir los despidos a cambio de una mayor flexibilidad en las empresas.

Así lo denuncia UGT en un informe realizado por su Secretaría de Acción Sindical con motivo de los primeros seis meses de vigencia de la reforma laboral del Gobierno del PP. En dicho informe se observa, por ejemplo, que el incremento de este tipo de bajas fue del 180,7% el pasado mes de julio, del 73,3% en junio y del 110,1% en mayo.

Toni Ferrer: 'Nadie opta por una salida voluntaria si no puede afrontar el cambio' Según Ferrer, este efecto, contrario al perseguido por la reforma laboral, se debe a que 'nada' de lo que sindicatos y empresarios pactaron en enero en el acuerdo interconfederal de negociación colectiva se ha recogido en la reforma laboral, 'en tanto que se han olvidado de que la flexibilidad interna debía ser negociada'.

'Hay trabajadores para los que esos cambios en las condiciones laborales pueden suponer una consecuencia insalvable. Nadie opta por una salida voluntaria si no puede afrontar el cambio', ha argumentado Ferrer.