Público
Público

El sentido de la oportunidad de Cahill, vital para Australia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tim Cahill ha construido su carrera haciendo lo inesperado, pero también apareciendo exactamente cuando se le necesitaba, por lo que podría ser el jugador clave de Australia en el Mundial que comienza el 11 de junio.

A los 16 años, viajó a Inglaterra con el sueño de iniciar una carrera en el fútbol inglés, y desde que se mudó de las filas del Millwall al Everton se transformó en uno de los centrocampistas más goleadores de la Liga Premier.

Su actuación en el partido debut de los "Socceroos" en el Mundial de 2006 ante Japón está grabada en la historia del fútbol australiano. Entró en el segundo tiempo cuando Japón ganaba 1-0 y anotó dos goles en los últimos 10 minutos para dar a Australia un 3-1, en su primera victoria en un Mundial.

Cahill es uno de los grandes favoritos de la afición australiana por su disposición para viajar alrededor del mundo para jugar con su país y por anotar otro doblete ante Japón en el último duelo de la eliminatoria para el Mundial.

"Es muy peligroso en el área grande", dijo el seleccionador, Pim Verbeek, tras ese partido. "Es fantástico para el equipo tener a un jugador como ese, que uno sabe que siempre hará lo que tiene que hacer: marcar goles".

A comienzos de su carrera en la Premier League, su compañero en la selección australiana Lucas Neill le puso el apodo de 'Timmy Shoot' (Timmy Tiro) debido a que "cada vez que llegaba cerca del arco no había ninguna posibilidad que le pasara a nadie", dijo.

El jugador de 30 años, que tiene una estatura media pero posee un regate extraordinario, anotó 19 goles en 37 partidos vistiendo la camiseta de Australia, un récord del que cualquier delantero estaría orgulloso.

Desde que se unió al Everton en el verano de 2004, se convirtió en uno de sus jugadores más consistentes, bueno en las entradas y con arremetidas siempre peligrosas desde el mediocampo. Cahill ocupa el segundo puesto en la lista de goleadores de su equipo en la presente temporada.

Su forma de celebrar goles ha llamado la atención más de una vez en Australia. Ha combinado dedicatorias a víctimas de incendios forestales y tsunamis con un gesto de manos esposadas en 2008 en solidaridad con su hermano que fue encarcelado por causar una lesión corporal grave.

Australia nunca ha perdido un partido en el que el jugador, hijo de madre de Samoa y padre inglés y criado en Sídney, haya marcado goles.

Cahill inició su carrera internacional con 14 años cuando representó a Samoa Occidental, pero luego optó por jugar con Australia y fue incluido en el equipo que disputó los Juegos Olímpicos de 2004.