Público
Público

Serbia apela a los Balcanes a no apresurarse en reconocer Kosovo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro serbio de Exteriores, Vuk Jeremic, instó hoy a los países de la región de los Balcanes a no apresurarse en reconocer la independencia de Kosovo y esperar hasta la verificación sobre su legalidad.

"Espero que todos nuestros vecinos y todos los responsables de los procesos de integración en la región esperen hasta que se sepa si la declaración de Pristina, el pasado 17 de febrero, corresponde al derecho internacional", dijo Jeremic en el foro "Proceso de cooperación en la Europa del sureste" celebrado en Sofía.

Advirtió de que "sus países se arriesgan a sufrir las consecuencias de una elección errónea".

El jefe de la diplomacia serbia anunció que su país buscará en los tribunales internacionales la respuesta a la cuestión sobre la legalidad de la soberanía de Kosovo.

Añadió que, frente a "algunos" que opinan que es Serbia quien puede equivocarse porque debe elegir entre Kosovo y Europa, "el resultado será que ustedes deberán elegir entre Serbia y Kosovo".

"Belgrado no desea esto. Yo apelo a sus conciencias. Nuestros argumentos son la justicia, el derecho internacional y el sentido común", agregó.

Para Jeremic, "los que reconozcan las ambiciones ilegales de los albano-kosovares en la región eligen perjudicar sus relaciones con Serbia".

Por otra parte, vaticinó que "Kosovo nunca será miembro de la ONU, de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) ni de la comunidad internacional".

Insistió en que "Serbia no cederá nunca en su postura de que el futuro estatuto de Kosovo debe definirse mediante negociaciones, compromisos y pensamiento constructivo".

El ministro subrayó la importancia de que los países de la región preserven el espíritu de la integración y no de la separación.

En el foro "Proceso de cooperación en la Europa del sureste" participan los ministros de Exteriores de 10 países balcánicos, también está representada la administración interina de la ONU en Kosovo (UNMIK) y asiste un asesor personal del primer ministro kosovar, Hashim Thaci.

Dos de los once países participantes en el Proceso -Turquía y Albania- ya han reconocido la independencia de Kosovo, mientras que otros cuatros (Serbia, Moldavia, Grecia y Rumanía) la rechazan abiertamente.

El resto aún no ha tomado una decisión al respecto y la situación es especialmente delicada en Macedonia y Montenegro, por tener importantes minorías albanesas.