Público
Público

SG acomete ajustes para frenar el rumor de quiebra

Tras caer un 61% en Bolsa este año, ha decidido vender más activos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una misma idea repetida muchas veces acaba por convertirse en realidad en algunas ocasiones. Y eso le está pasando a Société Générale (SG), el segundo mayor banco francés, del que se ha dicho en innumerables ocasiones en las últimas semanas que está al borde de la quiebra por dificultades de liquidez.

Su cotización bursátil ha acusado fuertemente esta situación y ha descendido un 61,3% en lo que va de año (un 10,75% ayer). Y como en el negocio bancario la confianza es lo más importante, Sociétése vio ayer obligado a pasar de los desmentidos de rumores a los hechos para intentar convencer al mercado y a sus clientes de que tiene la solvencia suficiente para afrontar la situación actual e incluso una posible suspensión de pagos de Grecia.

Aseguró que acelerará y ampliará su plan de ajustes anunciado a mediados del año pasado (consistente principalmente en la venta de activos y la reducción de plantilla en algunos países) e informó de que ha disminuido sustancialmente su riesgo en deuda de los países periféricos.

La primera y más importante de las medidas consiste en reducir costes con el recorte de personal en Rusia, Rumanía, Polonia y Egipto y vender activos por un importe de 4.000 millones de euros, que se unirán a los 8.000 millones ya materializados, y que permitirán elevar su capital (solvencia) en un punto hasta el 9%. De esta forma, intenta también evitar que las agencias de rating recorten su nota, otro de los temores que persiguen a la entidad en las últimas semanas.

El otro gran pilar del plan consistirá en acelerar la venta de activos tóxicos, especialmente deuda soberana de los países europeos con más dudas. Desde julio, se ha desprendido de 3.500 millones y ahora le queda una cartera de 4.300 millones, de los que 900 millones son de títulos públicos griegos.

Además, SG se esforzó ayer en demostrar al mercado que no tiene problemas de liquidez, porque ya ha completado todo el plan de financiación de este año (por importe de 26.000 millones).

Y es que a los rumores concretos sobre la falta de liquidez de Société Générale, del que los expertos aseguran que prácticamente la única financiación que consigue es del BCE, se unen los temores sobre el conjunto de la banca francesa y alemana, a las que más daño haría una caída de Grecia. El gobernador del Banco de Francia, Christian Noyer, tuvo que salir ayer en defensa de su sector al asegurar que 'puede resistir cualquier escenario en Grecia'.