Público
Público

Siete anunciantes retiran su publicidad de 'La Noria'

Las marcas rechazan la entrevista a la madre de 'El Cuco' en el programa de Telecinco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La entrevista, hace mañana una semana, de Jordi González en La Noria a la madre de El Cuco condenado por encubrimiento en el crimen de Marta del Castillo le va a salir cara a Telecinco. Siete marcas habían decidido dejar de anunciarse en este programa como señal de protesta ante el contenido de la entrevista.

Los anunciantes ya han comunicado a la cadena que no cuenten con ellos durante la emisión del magacín semanal. Se trata de Campofrío, Bayer, Nestlé, Panrico Donuts, Queso Milner, Lactalis (Puleva y President) y Banco Sabadell. Estas empresas han emitido distintos comunicados a través de las redes sociales en los que se desmarcan de 'promover o patrocinar dicha entrevista'. 'Todo lo contrario, compartimos el dolor y sufrimiento de la familia de Marta del Castillo y nos solidarizamos con ellos', añade la nota de Puleva.

En la misma línea se manifiesta Milner: 'Lamentablemente está fuera de nuestro control que una cadena como Telecinco emita contenidos como éste sin avisarnos en su parrilla'. Asimismo, Bayer pide 'disculpas a todas las personas que se hayan sentido ofendidas'.

El padre de Marta del Castillo dio las gracias a estos anunciantes. Telecinco no ha querido pronunciarse sobre el tema. Sí ha hablado Jordi González, a través de su cuenta de Twitter. El periodista achaca esta campaña a 'estudiantes y aficionados al marketing'.

La iniciativa de retirar la publicidad de La Noria fue idea del periodista Pablo Herreros, quien publicó una carta en internet en la que exigía la retirada de los anuncios del programa. 'Que el familiar de un delincuente gane dinero en televisión a costa del delito perpetrado es una de las perversiones de valores más indeseables para nuestra sociedad', sostiene la misiva. Casi 13.000 personas habían firmado anoche la carta.

La Fiscalía de Sevilla ya ha pedido al juzgado que intervenga el dinero que cobró la mujer, que distintas informaciones cifran en 10.000 euros.