Público
Público

Simple Minds deleita al público en su primer concierto de la gira española

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El grupo escocés de pop-rock Simple Minds ha deleitado al escaso público que ha asistido hoy en la Sala Razzmatazz de Barcelona al primer concierto de la gira española de presentación de su nuevo disco, "Graffiti Soul".

Con más de 30 millones de discos vendidos en todo el mundo, Simple Minds son un referente destacado de la cultura pop británica, que atesora una trayectoria de 30 años desde que debutaran con el álbum "Life in a Day" (1979).

Si sus primeros trabajos sonaban algo más densos y oscuros, el paso a un pop-rock más accesible en álbumes como "Sons and Fascination" o "Sister Feelings Call" les abrió la puerta a un éxito más comercial.

De sus mejores trabajos, "New Gold Dream", "Sparkle In the Rain" o "Once Upon a Time" salieron himnos que compartieron con miles de personas como "Alive and Kicking" o "Don't You (Forget About Me)".

"Graffiti Soul", con el que el grupo confirma la vuelta a sus orígenes, se compone de catorce canciones en las que el rock progresivo y el sonido experimental de los primeros Simple Minds vuelve a recrearse con temas como "Lights travels", "Kiss and fly" o "This is it".

De la formación original sólo continúan el líder y cantante Jim Kerr, auténtica alma mater del grupo, y el guitarrista y teclista Charlie Burchill. Completan el grupo el batería y percusionista Mel Gaynor, el bajista Eddie Duffy y el teclista Andy Gillespie, todos músicos experimentados en el directo.

Tres años después de su última visita a España, Simple Minds ha abierto el concierto de esta noche con "Sanctify", a la que ha seguido la contundente "Moscow Underground", uno de los temas de su último trabajo, y la rockera "Stars".

Jim Kerr ha gesticulado durante todo el concierto, se ha arrodillado, ha levantado los brazos, ha jugado con el micro y, en todo momento ha buscado la complicidad del público.

El auditorio, más de 1.200 personas, en su mayoría cuarentones seguidores de la época dorada de Simple Minds, ha respondido con creces a la generosidad de Kerr.

Ha coreado algunas de las canciones más populares e incluso se ha atrevido a pedir a grito pelado "See the lights", quizá a sabiendas de que era el siguiente tema que el grupo tenía previsto tocar en la velada.

En las más de dos horas que ha durado el concierto, Simple Minds ha interpretado algunos de esos himnos que la banda ha ido labrando en las últimas tres décadas, temas como "Waterfront", de su disco "Sparkle in the Rain" (1984); el mencionado "See the lights" o "Glittering Prise".

Más de veinte canciones dan para mucho y por ello el grupo escocés ha alternado temas contundentes con piezas que eran casi baladas como "East at Easter" o la sinfónica y progresiva "Street Fighting".

En la parte final del concierto, Kerr y su banda han atacado temas como "Somebody up there", "One step", "Don't you", "This is it", "New gold dream" y ya en los bises "Alive & Kicking", "Rockets" y "Belfast Child".

Tras su cita en Barcelona, Simple Minds continuará su gira española hoy en la Sala La Riviera de Madrid y el día 19 en el Kursaal de San Sebastián.

En los últimos meses, han ofrecido conciertos por Gran Bretaña, Alemania, Bélgica, Austria, Croacia, Suiza y Holanda, y tras su paso por España la gira europea les llevarán a Copenhague, Estocolmo, Oslo, Amsterdam, Hamburgo, Bruselas y el Reino Unido para acabar el año.