Público
Público

Los sindicatos critican al Gobierno por "apostar por el empleo precario"

Actualmente, 3,9 millones de personas tienen contratos temporales, de los que 135.000 son de formación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La reacción sindical a las dos medidas centrales sobre contratación que el Gobierno aprobará mañana y que adelantó ayer Público ha sido contundente. La eliminación durante dos años de los límites para encadenar contratos temporales y la ampliación de la edad para registrar contratos de formación han encendido los ánimos de UGT y CCOO, que critican duramente al Gobierno por apostar por 'la temporalidad, por el empleo de mala calidad y con menos derechos'.

Aunque consideran que la retirada de los cambios en los contratos a tiempo parcial que el Gobierno iba a llevar a cabo puede interpretarse como un gesto hacia los sindicatos (que rechazaban estas modificaciones), el remedio les parece, como mínimo, tan malo como la enfermedad.

La patronal dice que el decreto 'no va en la dirección más adecuada'

Para el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, la eliminación del límite de contratos temporales es una medida 'contradictoria e incoherente' con que el Ejecutivo vaya a aprobar, al mismo tiempo, una prórroga de las bonificaciones para convertir temporales en indefinidos. Rechaza también que se eleve a 30 años la edad para acceder al contrato de formación. 'Nuestro sistema educativo de formación profesional debe de adoptar un sistema dual que combine la formación en los centros escolares con el trabajo en las empresas', dijo Ferrer.

En la misma línea se pronunció el secretario confederal de Internacional de CCOO, Javier Doz, que calificó estas medidas de 'negativas'. 'No responden a la amplitud de los problemas que tiene España y a la necesidad de repartir de manera más justa las cargas de la crisis', remachó.

Aunque las dos medidas son cercanas a algunas propuestas que la CEOE ha lanzado durante las negociaciones de los últimos años con los sindicatos, la patronal también mostró ayer su rechazo a ambas. La organización lamentó que el real decreto del viernes 'no vaya en la dirección más adecuada para la recuperación de la actividad económica y del empleo'.

La franja de edad con más contratos temporales está entre 30 y 49 años

La intención del Gobierno con la aprobación de estas medidas es intentar dar un empujón al empleo de los jóvenes, que soportan una tasa de paro por encima del 40% (el doble que la tasa general). Actualmente, 135.000 jóvenes tienen contratos de formación, aprendizaje o prácticas. Es previsible que este número aumente: si hasta ahora podían formalizarse con jóvenes de hasta 21 años (25 años hasta final de este año como medida extraordinaria), ahora podrán concertarse con jóvenes de hasta 30 años durante dos años y la ampliación a los 25 años quedará como definitiva, es decir, el número de potenciales beneficiarios aumentará con creces. Aunque los trabajadores con contratos de formación ya cotizan por todas las contingencias, incluida la de paro, sus salarios son menores que los fijados en convenio para un puesto similar.

Por otro lado, 3,9 millones de personas trabajan con un contrato temporal, de los que casi 1,3 millones tienen entre 16 y 29 años. No obstante, la franja de edad en la que se acumula la mayor bolsa de empleo eventual es la que oscila entre los 30 y los 49 años, con 2,1 millones de trabajadores temporales.

Si el Gobierno sigue adelante con la propuesta de eliminar los límites para encadenar contratos temporales, todos los empleados eventuales son potenciales perjudicados. Más inmediatamente, lo serán los que estén entre su primer y segundo año de contrato o en la prórroga de su segundo año como temporales (unas 860.000 personas), ya que estos tenían más cercana la posible conversión de sus contratos en indefinidos. Con la modificación, su empresa no tendrá que elegir entre despedirles o hacerles fijos, sino que podrá registrar otro contrato temporal.