Público
Público

Dos soldados españoles mueren en Afganistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dos soldados españoles han muertos y otros cuatro más han resultado heridos, uno de ellos grave, en un atentado suicida contra su convoy cerca de Herat, en el este de Afganistán, informó el domingo la ministra de Defensa, Carme Chacón.

Las identidades de los fallecidos son: el cabo primero Rubén Alonso Ríos, natural de Vigo y nacido en 1978, y el brigada Juan Andrés Suárez García, nacido en Mieres en 1967, según la información de Defensa. Ambos pertenecían a la Brigada Ligera Aerotransportable (BRILAT), con sede en la localidad pontevedresa de Figueiredo, y estaban destinados en Herat desde hace varios meses.

El ataque se produjo cuando un convoy del Ejercito nacional afgano regresaba a su base en Camp Stone, en las proximidades de Herat, en la provincia de Shindand, después de realizar un ejercicio de instrucción, según el relato de la ministra. El convoy estaba compuesto por 12 camiones afganos y seis blindados españoles.

"Uno de estos blindados, que circulaba en última posición, ha sido víctima de un ataque al ser embestido por una furgoneta cargada de gran cantidad de explosivos y pilotada por un suicida", dijo Chacón en una breve declaración ante la prensa en la sede del ministerio en Madrid.

"Los dos soldados españoles han fallecido en el acto, y los heridos han sido trasladados al hospital Role-2 de Herat, donde está siendo intervenido el de mayor gravedad".

"Deseo manifestar públicamente el deseo que acabamos de trasladar a sus familias y al coronel Sánchez Ortega, jefe de la Base de Apoyo Avanzado en Herat: todos los españoles nos sentimos unidos a su dolor, que es nuestro dolor", agregó.

España tiene autorizado el despliegue de hasta 778 efectivos en la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF, por sus siglas en inglés), la misión de la OTAN en Afganistán.

La mayoría está en la Base de Apoyo Avanzado de Herat, aunque también hay un Equipo de Reconstrucción Provincial en Qala i Naw y diverso personal, tanto en el Cuartel General del Mando Regional de Herat, liderado por Italia, como en el Cuartel General de ISAF en Kabul.

REACCIONES

La primera reacción oficial vino por parte del rey Juan Carlos, que expresó su "más profundo pesar".

"No quiero dejar de expresar, al menos, en mi nombre y en el de la Reina, nuestro más profundo pesar hacia tan trágica noticia, con nuestro mejor deseo de restablecimiento hacia los heridos", dijo desde Japón, donde los Reyes se encuentran de visita oficial.

Posteriormente, tanto el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como el líder de la oposición, Mariano Rajoy, ofrecieron sus condolencias públicas y mostraron su apoyo a las tropas.

"Quiero expresar mi más profundo dolor, mi pésame a las familias (...), mi plena solidaridad por nuestras ejemplares Fuerzas Armadas, nuestros soldados, que trabajan por la paz y la seguridad en el mundo, rindámosles el homenaje que se merecen", dijo Zapatero en el acto de clausura del PSOE canario, desatando la ovación de los asistentes.

El último ataque con muertos españoles en Afganistán tuvo lugar en septiembre del año pasado, cuando fallecieron dos de ellos, uno de origen ecuatoriano. En total 87 militares españoles han fallecido desde su llegada a Afganistán en enero de 2002, 62 de ellos en el Yak-42 que se estrelló en Turquía cuando los soldados volvían a España.

España es el noveno contribuyente por número de efectivos en ISAF, compuesta por unos 37.000 efectivos de 37 países, entre ellos los 26 de la OTAN.