Público
Público

Stop Eurovegas protesta en el Prat contra el proyecto de Adelson

Los ejecutivos de Las Vegas Sands Corporation se han desplazado a Barcelona para continuar con las negociaciones. El martes se reunirán con Esperanza Aguirre en Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La guerra entre Catalunya y Madrid sigue abierta para conseguir implantar el macrocomplejo Eurovegas en una de estas dos comunidades autónomas. Ejecutivos de la empresa Las Vegas Sands Corporation visitan España durante esta semana. Esta mañana representantes de Sheldon Adelson aterrizan en Barcelona para mantener una reunión con el Gobierno Catalán.

El proyecto ha despertado un gran rechazo y en el aeropuerto del Prat se han reunido medio centenar de personas, convocadas por la plataforma ciudadana Stop Eurovegas, para protestar en contra de este macrocomplejo. Los manifestantes han desplegado una pancarta en la que se podía leer 'Eurovegas, aquí no' o 'Salvem el Delta del Llobregat'.

Raúl Bastida, miembro de la plataforma Stop Eurovegas, señala que los representantes de la plataforma se han dividido en dos grupos, según cuenta a Público.es. Un primer grupo de 20 se ha concentrado en la terminal 1 'con pancartas y gritando cánticos en contra de Eurovegas', así como han repartido información entre los pasajeros sobre las consecuencias que conllevaría la construcción de este proyecto.

El segundo grupo de 'unas 10 o 15 personas', señala Bastida, se ha dirigido a la terminal 2, donde han aterrizado los promotores del proyecto cerca de las 10:00 horas. Durante la protesta se han acercado '16 Mossos d'Esquadra y han identificado a los manifestantes', lo que ha provocado que los protestantes fueran retenidos durante 50 minutos. Los agentes les han asegurado que no serán multados y Bastida cree que esta retención es una 'estrategia' que ha permitido a los ejecutivos de Las Vegas Sands Corporation a salir por otra vía alternativa.

Este miembro de la plataforma Stop Eurovegas reclama que se estaban 'manifestando en un ámbito público' frente al 'único avión privado que ha aterrizado en el Prat hoy'. Los ejecutivos han estado protegidos por las fuerzas de seguridad del Estado, según cuenta Bastilla y recuerda que son 'agentes pagados por todos los ciudadanos'.

También recalca que el magnate que encabeza este proyecto, Sheldon Adelson, está siendo investigado por el departamento de Justicia de Estados Unidos, una información que publicó este domingo The New York Times y que completó con una editorial llamada 'Lo que quiera Adelson'. En ella, el medio estadounidense criticaba cómo este empresario se estaba lucrando en países con impuestos muy bajos y en situación de crisis. El texto también asegura que 'no existe un americano que haya invertido más dinero para acabar con Obama'.

Las acciones que ha convocado la plataforma Stop Eurovegas no se limitan a la de esta mañana, pues esta tarde han convocado una cacerolada cerca de la sede de Convergència i Unió.

Los directivos de Las Vegas Sands se desplazarán mañana a Madrid para reunirse con la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, y otros miembros de su equipo de gobierno, según informa Efe.

La plataforma Eurovegas No se está planteando alguna movilización que 'ponga en evidencia el rechazo a este proyecto', según ha asegurado Rodrigo Fernández, miembro de la plataforma, a Público.es.

La decisión sobre qué ciudad albergará el complejo se conocerá 'en algún momento del verano', una vez los responsables de la multinacional hayan analizado detenidamente las opciones que ofrecen las dos candidatas.

'Lo que quiera Adelson', The New York Times

Ningún americano está dedicando la mayor parte de su dinero para acabar con el presidente Obama como Sheldon Adelson, el magnate de los casinos que también resulta ser el americano que más dinero ha ganado en los últimos tres años. Él es el ejemplo perfecto del sórdido estado del dinero político, está gastando sumas de dinero más grandes que ninguna donación en la historia para imponer su agenda persona, ideológica y financiera, que están abiertamente en contra de las necesidades de la nación.

El señor Adelson se ha gastado 20 millones de dólares para apoyar la fallida candidatura de Newt Gingrich por parte de los republicanos. Ahora, ha dado 10 millones de dólares a un Mitt Romney  y se ha comprometido a dar otros 10 millones más a Crossroads GPS, el grupo fundado por Karl Rove que está lanzando propaganda en contra de Obama y otros demócratas. Otros 10 millones de dólares probablemente vayan a un grupo similar fundado por los hermanos Koch, y 10 millones de dólares más están destinados a Republican Congressional super PACs.

Conocemos 60 millones de dólares (otras enormes donaciones podrían ser secretas) y puede ser sólo un anticipo. El señor Adelson ha dejado claro que aprovechará al máximo  el mundo en el que todo vale que ha sido creado por las cortes generales para donar 'sin límites' parte de su fortuna de 25 mil millones de dólares para derrotar al presidente y a cuantos demócratas pueda hacer caer.

Un hombre no puede gastar lo suficiente para asegurar la elección de un candidato impopular, como el colapso que mostró el señor Gingrich, pero puede comprar suficientes anuncios para dar un empujón a un candidato hacia el primer puesto de la carrera como ha sucedido este año. Teniendo en cuenta que el señor Romney no era su primera opción, ¿por qué el Sr. Adelson está escribiendo estos enormes cheques?

La primera respuesta es claramente su desagrado por la solución de los dos estados al conflicto palestino-israelí, apoyada por el Presidente Obama y la mayoría de los israelíes. Él  considera un estado palestino como 'un trampolín para la destrucción de Israel y el pueblo judío', y ha calificado al primer ministro palestino de terrorista. Todavía va más allá de la derecha que el principal grupo de presión pro-israelí, el American Israel Public Affairs Committee, con el que rompió en 2007 cuando este grupo apoyó la ayuda económica para los palestinos.

El señor Romney es sólo un poco mejor, al decir que los israelíes quieren una solución de dos estados, pero que los palestinos no, acusándoles de querer eliminar Israel. Los cheques de ocho cifras no están pagando la respuesta más inteligente.

Otro interés primordial del señor Adelson es su propio bolsillo. Él arremete contra 'el estilo socialista de la economía' del presidente y la redistribución de la riqueza, pero lo que realmente teme es la propuesta de Obama de aumentar los impuestos a las empresas como la suya que ganan una gran cantidad de dinero en el extranjero. El 90% de las ganancias de su compañía, Las Vegas Sands Corporation, provienen de las propiedades de hoteles y casinos en Singapur y Macao. (Este último se encuentra, por cierto, en China, un país socialista, la última vez que lo comprobamos.)

Debido a que los impuestos son menores en estos países (actualmente cero en Macao), la compañía paga ahora un impuesto de sociedades de Estados Unidos del 9,8%, en comparación con la tasa vigente del 35%. El presidente Obama ha propuesto en repetidas ocasiones poner fin a las deducciones y a los créditos que permiten a las empresas como Las Vegas Sands refugiar sus miles de millones de ingresos en el extranjero, pero esta propuesta ha sido bloqueada por los republicanos.

El departamento de Justicia de Obama también está investigando las operaciones del señor Adelson en Macao para saber si violaron la Ley de prácticas corruptas en el extranjero, una investigación que, sin duda, el señor Adelson espera que desaparezca en la administración de Romney. Para un hombre, para el que de momento no hay límites legales o morales para la compra de influencias, el gasto de decenas de millones es una miseria para elegir a republicanos que prometen mantener sus miles de millones intactos.