Publicado: 07.04.2014 12:51 |Actualizado: 07.04.2014 12:51

Sube la preocupación por el paro y la corrupción sigue como segundo problema

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La preocupación de los ciudadanos por el paro subió ligeramente en el mes de marzo al ser citado por un 82,3 por ciento de los encuestados por el CIS, frente al 81,1 del mes anterior, mientras que la corrupción se consolida como la segunda inquietud para los españoles, con un 41 por ciento -44,2 en marzo-. Una de las novedades que arroja el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), elaborado entre el 1 y el 11 de marzo pasados, coincidiendo con la muerte de quince inmigrantes en Ceuta, es la entrada de la inmigración entre los ocho primeros problemas de España.

La preocupación por la inmigración casi se triplica en un mes, al pasar de un 2,1 por ciento en febrero, a un 5,1 en marzo, ocupando el octavo lugar de la lista. Tras el paro y la corrupción -primero y segundo- se sitúan los problemas de índole económica, con un 28,2 por ciento -una décima menos que en febrero- y los políticos y los partidos, citados por el 26 por ciento, porcentaje dos puntos superior al anterior sondeo. En quinto puesto continúa la sanidad -10,2 por ciento frente al 10,8 de febrero-, seguida de la educación, mencionada por el 8,7 por ciento; y los problemas de índole social, que citan el 7,4 de los encuestados, un punto menos que en febrero.

Pese al protagonismo que ha cobrado en los últimos meses el reto soberanista en Catalunya, los ciudadanos parecen ajenos a este debate, ya que sólo un 0,6 por ciento lo cita entre los principales problemas de España. Algo muy similar a lo que ocurre con la ley del aborto, que pese a haber enfrentado a los responsables políticos y haber centrado multitud de debates parlamentarios, sólo preocupa a un 0,2 por ciento de los preguntados por el CIS. Los "recortes", el "Gobierno y los partidos" cierran el listado de las diez preocupaciones de los españoles, con un 3,5 y un 3,0 por ciento , respectivamente, porcentajes similares a los de pasado barómetro.

La confianza de los españoles en que mejore la economía dentro de un año ha experimentado un ligero ascenso de 1,6 puntos en marzo respecto al mes anterior, según el barómetro del CIS, aunque el optimismo no llega al del pasado enero, cuando el 23,3 por ciento pensaba que la economía estará mejor en 2015, frente al actual 21,1 por ciento. La muestra, realizada del 1 al 11 de marzo, refleja que el 21,1 por ciento cree que la situación económica estará mejor dentro de un año -frente al 19,5 por ciento del barómetro de febrero-, que el 45,1 cree que estará igual -frente al 42- y que el 23,6 por ciento piensa que estará peor, por debajo del 28,6 de febrero.

Respecto a la actual situación económica, también mejora muy levemente la percepción de los españoles, aunque la inmensa mayoría sigue pensando que es mala o muy mala. Así, para el 44,4 por ciento la situación económica es en la actualidad muy mala, frente al 48,7 que opinaba de esta forma el mes pasado; para el 40,1 por ciento es mala, frente al 38,2 anterior; para el 13,8 es regular, frente al 12,1. Sin embargo, la variación es mínima entre los que piensan que la situación es buena -1,2 por ciento frente al 0,7 de febrero- o muy buena -0,1 frente al 0-. La mayoría de los españoles, además, cree que su situación económica personal será igual el año que viene (58,1 por ciento); mientras que un 18,6 cree que será mejor y el 12,7 por ciento, que será peor.

Según el CIS, sólo el 1 por ciento de los españoles califica su situación económica de muy buena; un 28,4 por ciento la considera buena; el 46,3 la califica de regular, el 16,6 dice que es mala y el 7,3 por ciento que es muy mala. En cuanto a la situación política, la confianza en que mejorará dentro de un año sube en parecida proporción que la económica, ya que el 10,3 por ciento piensa que irá a mejor, frente al 8,9 del barómetro anterior; el 53,2 cree que será igual, frente al 49,6; y el 25,5 por ciento afirma que será peor, más de cinco puntos por debajo del 30,7 de febrero. También disminuye el porcentaje de los piensan que la situación política actual es mala o muy mala, aunque sigue siendo mayoritario.

Mientras que el pasado febrero el 82,2 por ciento de los españoles consideraba que la situación era mala o muy mala, en marzo el porcentaje baja al 79,7. Al mismo tiempo sube algo más de dos puntos el conjunto de los que califican la situación política de regular -15,3 por ciento frente a 13,1- y baja unas décimas el porcentaje de los que la califican de buena o muy buena -1,4 frente a 1,8-. Asimismo, el barómetro del CIS indica que la mayor parte de los parados considera poco o nada probable encontrar trabajo el próximo año -el 42,8 por ciento y el 18,3, respectivamente-, frente al 24,7 por ciento que piensa que es bastante probable y el 6,6 que lo veo muy probable. Entre los que trabajan, el 44,5 por ciento considera poco probable y el 31,9 nada probable perder su empleo, frente al 10,1 por ciento que lo ve bastante probable y el 4,1 que califica esa posibilidad de nada probable.