Público
Público

La subida del IVA aún no afecta al bolsillo

Las rebajas, la crisis y el 'stock' de productos con precios previos al alza mitigan la repercusión. Hacienda dice que el consumidor notará "poco" el aumento fiscal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El temido incremento del IVA, que entró en vigor ayer, ha tenido un impacto muy limitado, por ahora, en el bolsillo de los consumidores. Lo había pronosticado el Gobierno, lo aseguraron ayer los comerciantes y Público pudo constatarlo al analizar los precios de una selección de artículos (excluidos productos textiles, dado que ayer empezaron las rebajas de verano, lo que dificultaba la comparación) en establecimientos de varias ciudades de Madrid, Catalunya, Andalucía y País Vasco (ver tabla en página siguiente).

Esa contención de precios no significa que el usuario vaya a librarse a medio plazo del incremento fiscal. Lo esperable es que este vaya trasladándose paulatinamente. El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, dijo ayer que los ciudadanos van a notar 'poco' el nuevo marco impositivo, aunque admitió que algunos precios 'se ajustarán algo al alza como consecuencia' de esta medida, que defendió para contener el 'grave y tremendo' problema del déficit público. Ocaña añadió que la medida ayudará a recuperar la credibilidad de España en los mercados y a mejorar la situación de la economía.

Comercios y bares no elevarán sus precios hasta después del verano

En total, el Estado espera recaudar casi 7.000 millones de euros hasta 2011 con la subida del IVA: 1.900 millones en lo que resta de año y otros 5.000 millones en 2011. Desde ayer, el tipo general de este impuesto ha pasado al 18%, frente al anterior 16%, mientras que el tipo reducido se ha incrementado un punto, hasta el 8%. El tipo superreducido, para productos básicos, se ha quedado en el 4%.

En declaraciones a RNE, Ocaña, que respondió con un 'rotundo no' cuando se le preguntó si el Gobierno se ha quedado corto con el incremento de este impuesto (como han sugerido algunos organismos internacionales), aseguró que el efecto de la subida del IVA en el bolsillo de los españoles va a ser 'limitado'.

La excepción son los coches, que se han encarecido en las áreas analizadas

Lo que sí descartó el secretario de Estado de Hacienda es que los comerciantes apliquen un redondeo al alza de los precios aprovechando la subida impositiva, como ocurrió con el paso de la peseta al euro. 'No creo que el redondeo vaya a ser un problema importante', dijo Ocaña. Esta cuestión preocupa a los ciudadanos, como demuestran numerosos comentarios publicados ayer en la red social Facebook, informa Servimedia.

El secretario general de la Confederación Española de Comercio (CEC), Miguel Ángel Fraile, fue ayer contundente al asegurar que el nuevo marco fiscal, que su asociación ha criticado con dureza en los últimos meses, no ha afectado a los precios. 'No existe el efecto IVA', dijo Fraile, que no obstante sí se atrevió a poner un plazo al efecto inflacionista del nuevo marco fiscal: el próximo otoño, cuando el sector deberá renovar sus existencias.

Varios factores explican que ayer los precios se hayan quedado, en la mayoría de los casos, igual que hasta ahora. En primer lugar, como ayer recordó Fraile, el alza impositiva ha coincidido con el inicio oficial de la temporada de rebajas, lo que ha permitido camuflar el incremento e, incluso, abaratar el precio de determinados artículos. Fraile dijo que la campaña de descuentos se ha iniciado en condiciones óptimas, con una climatología favorable y descuentos que cifró entre el 30% y el 70%.

Un segundo factor que ha podido contribuir a la estabilidad de precios es la crisis económica, que sigue afectando al consumo de las familias, como muestra la caída registrada en mayo pasado en las ventas del comercio minorista (la segunda consecutiva, tras el fugaz incremento de marzo, después de dos años de caídas).

Y hay una tercera razón, que ayer citó el secretario general de la CEC y en la quecoincidían numerosos comerciantes consultados a pie de tienda: sus actuales stocks de productos fueron adquiridos antes del alza del impuesto, por lo que todavía no han repercutido la subida.

En el caso de bares y restaurantes, la temporada de verano (más floja, salvo en ciudades turísticas) y el hecho de estar acogidos al IVA reducido han podido retrasar la repercusión, que podría llegar el próximo septiembre.

Prácticamente todos los vendedores coincidían al señalar ayer que, cuando sus proveedores les apliquen el alza fiscal, deberán trasladarla al cliente. Entre las escasas excepciones, estaba una panadería del barrio de Lavapiés (Madrid), cuyo propietario aseguraba que, mientras sus estrechos márgenes lo permitieran, no tenía previsto tocar los precios que, aseguraba, ha mantenido igual desde septiembre de 2007.

Según el análisis de Público, ayer hubo una excepción a esa tendencia generalizada de estabilidad de precios respecto a una semana antes: los coches, que se han encarecido en las cuatro áreas analizadas.

Muestra. Selección

En la selección de productos, se han buscado artículos habituales en la cesta de la compra. La primera recogida de datos se realizó el pasado 24 de junio, justo una semana antes del incremento impositivo.

Artículos. Sin IVA superreducido

De la muestra de productos han quedado fuera los artículos con IVA del 4% (superreducido), como leche, huevos y cereales, ya que no se detectaron variaciones de precios. Sí se han incluido los seguros, que no pagan IVA, aunque este sector también se ha considerado perjudicado por el alza, ya que sus proveedores sí abonan el impuesto. Se detectó una importante subida (del 3,7%) en un caso, correspondiente a una póliza para un coche con más de 20 años de antigüedad y un conductor con menos de 30 años y sin derecho abonificación.

Carburantes. Alzas generalizadas

Además de en los coches, hay subidas generalizadas en los precios de los carburantes, aunque estas han podido deberse a la evolución del precio de las materias primas.