Publicado: 29.11.2014 19:39 |Actualizado: 29.11.2014 19:39

El subinspector herido en Vigo tiene un pulmón "muy dañado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El subinspector del Cuerpo Nacional de Policía que resultó herido en un tiroteo durante el atraco a una sucursal bancaria de Vigo, Vicente A.B., de 41 años, presenta "lesiones muy graves" y un pulmón "muy dañado", por lo que se encuentra en coma inducido.

Así lo ha comunicado la Policía Nacional, que ha explicado que, aunque durante las primeras horas su estado era crítico, en estos momentos el agente está entubado, sedado y se encuentra estable dentro de la gravedad.

La Policía destaca que tiene una "constitución física muy fuerte" y tiene "esperanzas"Las mismas fuentes han indicado que el agente tiene una constitución física y un estado de ánimo "muy fuerte", por lo que tienen "esperanzas" de que salga adelante "con las mínimas secuelas posibles".

Vicente A.B. recibió cinco disparos de bala en el torso, uno de ellos a la altura del pulmón, en un tiroteo durante un atraco a una oficina de Abanca de Vigo, tras lo que tuvo que ser trasladado en ambulancia al Hospital Xeral.

En el atraco fallecieron una agente policial, Vanessa María L.C., de 36 años, que fue reanimada pero murió en el quirófano, y el atracador, identificado como Enrique L.F., alias el escayolista. Además, resultó herida leve, y ya se encuentra en planta, la subdirectora de la sucursal que fue cogida como rehén por el presunto ladrón.

La subdirectora de la sucursal bancaria de Vigo que resultó herida tras el tiroteo que le costó la vida a una agente de Policía y al presunto atracador ya está en planta, tras ser operada para extraerle una bala del brazo.

De ello ha informado a un portavoz de Abanca, que ha explicado que la operación "salió bien" y que está "animada", dentro de lo que cabe. "Esperamos su pronta recuperación", ha añadido la empresa.

La empleada de banca fue cogida como rehén por el atracador, que salió de la entidad de la viguesa calle Doctor Carracido con esta mujer de 36 años agarrada por el cuello y utilizada a modo de parapeto para tratar de escapar con el botín. En el transcurso del tiroteo, recibió un disparo en el brazo y fue trasladada al Hospital Povisa para retirar la bala de su extremidad, operación que tuvo lugar en la tarde del viernes.