Público
Público

Suecia da luz verde a nuevos reactores nucleares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Parlamento sueco anuló el jueves una prohibición impuesta hace 30 años a la construcción de nuevos reactores nucleares, después de un debate sobre la necesidad del país de fuentes energéticas bajas en carbono y las preocupaciones medioambientales por la energía atómica.

La nueva legislación permitirá la construcción de nuevos reactores en plantas existentes desde el 1 de enero del próximo año, para reemplazar los diez antiguos reactores que siguen produciendo apenas el 40 por ciento de la electricidad del país nórdico.

El proyecto de ley fue aprobado por 174 votos a favor y 172 en contra y en ausencia de tres legisladores.

Las encuestas de opinión sugieren que la mayoría de los suecos prefieren mantener las plantas nucleares, pero la votación del jueves no asegura necesariamente un futuro a los reactores del país.

La oposición de centroizquierda, que se enfrentará al centroderecha en el poder en las elecciones de septiembre, revocará la nueva ley si gana los comicios, dijo Tomas Eneroth, portavoz socialdemócrata en asuntos energéticos.

"Por supuesto, la haremos pedazos", dijo antes de la decisión del jueves.

Los esfuerzos por combatir los peligros del calentamiento global han renovado el interés por la energía nuclear en países como Reino Unido, Italia y el vecino nórdico de Suecia, Finlandia, que también estudian la construcción de nuevos reactores.

Durante una sesión parlamentaria en momentos acalorada, el ministro de Medio Ambiente, Andreas Carlgren, dijo que el proyecto de ley era una "oportunidad única" para dejar atrás décadas de cáustico debate político y destacó la necesidad de asegurar el futuro de la industria sueca.

"Hace unos pocos meses atrás, la amenaza climática dominó el debate ambiental. Ahora es el desastre de crudo en el Golfo de México que provoca el interés y horror mundial", indicó.

"En realidad ambos son dos lados de la misma moneda, a saber, debemos dejar atrás la dependencia en el petróleo y la energía fósil", señaló.

En 1980, los suecos votaron en un referendo para eliminar gradualmente los reactores existentes para 2010, y los temores hacia la energía nuclear aumentaron con el desastre de Chernobil en 1986.

En 1997, Suecia eliminó los planes para la eliminación gradual de la energía atómica, citando la necesidad de energía rentable para servir a sus grandes empresas manufactureras y procesadoras.