Público
Público

Sufriendo, Uruguay se clasifica para el Mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras una espera de casi ocho años, en 2010 Uruguay volverá a disputar un Mundial de fútbol, una clasificación que logró el miércoles al empatar 1-1 en un sufrido partido frente a Costa Rica.

En el primer encuentro de la repesca para Sudáfrica 2010, Uruguay había ganado por 1-0.

A los 70 minutos, Sebastián Abreu abrió el marcador para los uruguayos, pero cuatro minutos después Walter Centeno empató el encuentro y hundió a los locales en la desesperación.

"Esto que me dio Dios hoy no tiene precio", dijo Abreu después del partido.

"Esto es un premio, es darle una alegría a todo el país, a todos los uruguayos que están afuera", añadió.

Cuando el árbitro suizo Massimo Busacca pitó el fin del partido, los jugadores corrieron al centro del campo a celebrarlo, mientras saludaban a las miles de personas que llenaron el Estadio Centenario.

"Es increíble que haya que sufrir tanto para ir a un Mundial, pero se ve que estamos destinados a eso", dijo el capitán Diego Lugano a periodistas en el campo del Centenario.

En el primer tiempo, Uruguay mostró una ofensiva casi constante, arrinconando a Costa Rica en su arco desde el comienzo, pero falló en la definición de las jugadas finales.

Los delanteros Luis Suárez y Diego Forlán llegaron en varias ocasiones al arco, asistidos por el centrocampista Nicolás Lodeiro, de 20 años y convocado recientemente a la selección.

El portero Keilor Navas desvió ya a los seis minutos un potente remate de Forlán y segundos después un cabezazo de Sebastián Eguren.

En Costa Rica, Christian Bolaños encabezó la intermitente ofensiva con dos rápidas llegadas en pocos minutos.

Suárez tuvo la oportunidad de darle la ventaja a Uruguay a los 28, 32 y 38 minutos, pero se equivocó en las definiciones.

En una de las llegadas más peligrosas de los "ticos", el guardameta uruguayo Fernando Muslera envió al tiro de esquina un potente remate de Bolaños a los 35 minutos.

En el segundo tiempo, Costa Rica ingresó con una defensa más marcada, además de cometer incontables faltas, mientras Uruguay intentó mantener el control del encuentro.

A los 51 minutos, un cabezazo de Eguren cruzado frente al arco rozó el vertical izquierdo y el balón se perdió afuera.

Seis minutos después, Navas desvió otro remate de Forlán, que anteriormente había definido mal tras un pase de Lodeiro.

Costa Rica se volcó al contragolpe, mientras Uruguay perdía el control en su afán de asegurarse la clasificación.

El partido fue suspendido varios minutos debido a una escaramuza entre personal del canal de televisión que transmitía el partido y los suplentes de Costa Rica.

A los 65, el "Loco" Abreu sustituyó a Suárez para aplicar más rapidez al ataque y pocos minutos después, a los 70, hizo estallar de júbilo al estadio cuando, tras un centro de Andrés Scotti, le ganó por arriba a un defensa rival y cabeceó el balón enviándolo a la red.

Pero la fiesta no duró mucho. Tres minutos después, Costa Rica le propinó un golpe a los locales cuando Walter Centeno aprovechó un rebote al borde del área y venció a Muslera con un potente remate.

Sin embargo, a pocos minutos del final, cuando Costa Rica atacaba con peligro, Uruguay reaccionó e intentó nuevamente ponerse al frente del marcador.

Tras una errática eliminatoria, Uruguay terminó en el quinto puesto del torneo, mientras que Costa Rica perdió la clasificación directa en el último encuentro del campeonato de la CONCACAF y finalizó en el cuarto lugar de la región.

CELEBRACIONES MASIVAS

Tras el partido, miles de personas inundaron la avenida principal de la capital uruguaya para celebrar la ansiada clasificación de la selección "celeste".

"Estamos enloquecidos de felicidad. Tenía mis dudas de que Uruguay fuera al Mundial y hoy el gol de Costa Rica asustó, pero la fe siempre estuvo", comentó Yana Cotelo, una empleada de 34 años que celebraba la clasificación en los alrededores del estadio.

Esta fue la tercera repesca consecutiva que Uruguay, campeón del mundo en 1930 y 1950, debió disputar para acceder a la máxima cita del fútbol.

En 2002 Uruguay regresó a un Mundial después de 12 años de ausencia al derrotar a Australia en la repesca, pero cuatro años después, el vencedor fue el rival de Oceanía.

"Ya no me acordaba de ver a Uruguay en un Mundial, era ahora o nunca y se dio", comentó Sebastián Ortega, jugador de baloncesto y estudiante de 16 años que festejaba junto a sus amigos.

Banderas uruguayas ondeaban en las ventanillas de los cientos de automóviles que circulaban lentamente por la avenida principal de Montevideo, mientras cientos de personas entonaban cánticos y saltaban en las diferentes plazas ubicadas a lo largo de la avenida.

El 4 de diciembre se realizará en Ciudad del Cabo el sorteo de los grupos para el Mundial.

"El pueblo uruguayo lo necesitaba, esto nos da ánimo a todos para seguir adelante día a día", afirmó Alvaro Correa, un enfermero de 23 años.