Público
Público

Tamara Falcó abraza el cristianismo y no descarta hacerse monja si siente "la llamada"

La hija de Isabel Preysler cuenta en un libro su conversión al catolicismo. "La Biblia me atrapa porque en ella está escrita toda mi vida", dice.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La hija de Isabel Preysler, Tamara Falcó, el deportista olímpico Litus Ballbé, la exdirectora de Recursos Humanos de la SGAE Natalia Gómez de Enterría y el técnico de la Cadena SER Javier Catalán, entre otros, cuentan en el libro Estamos de vuelta (LibrosLibres), de Jesús García, sus historias de conversión al catolicismo todas ellas conectadas por un nexo de unión, Medjugorje, una aldea situada en Bosnia sobre la que Vaticano mantiene abierta una investigación desde 2010 ante las supuestas apariciones marianas que suceden en este lugar desde 1981.

Concretamente, Tamara Falcó narra no sólo su peregrinación a Medjugorje —'un lugar donde todo huele a Dios'— sino todo su proceso de conversión: su experiencia de Dios con recuerdos de su infancia, sus primeras oraciones, su discusión con Cristo tras la separación de sus padres o el vacío interior en el que vivió como preludio de su conversión.

'No te puedes ni imaginar lo desesperante que es el llegar casa una tarde y darte cuenta de que tienes todo lo que se puede desear y no eres feliz', asegura en el libro, en el que el autor revela que en la conversión de la hija del marqués de Griñón no han intervenido ni parroquias ni movimientos sino solo Dios.

Falcó recuerda que todo comenzó en una librería. 'Sentía una melancolía difícil de describir, una soledad en el corazón de la que nadie me podía sacar, en la que nadie podía consolarme. Era una sed de alegría, de felicidad por vivir, no por tener', precisa. Entonces, según relata, se fue a una librería y la Biblia fue 'el único' libro que le llamó la atención.

Tamara Falcó: 'La Biblia me atrapa porque en ella está escrita toda mi vida'

'La Biblia me atrapa porque en ella está escrita toda mi vida —explica—, en el sentido de que todo lo que me ha pasado a mí antes, ya está escrito en la Biblia. Hasta ese momento yo había vivido mi vida sin libro de instrucciones, y eso es la Biblia, nuestro libro de instrucciones'.

Tamara Falcó explica que ella está en la Iglesia porque se ha 'enamorado de Cristo', lo cual, en todo caso, no implica que se haya sentido llamada a la consagración religiosa. 'Si me sintiese llamada me haría monja, pero no he sentido esa vocación', afirma.

Una de las palabras más utilizadas por Tamara Falcó es 'paz', algo que desconocía hasta que empezó a dedicar algún rato de su jornada a la oración. 'Me fui sola al campo, a la casa de mi padre, nadie entendía que yo quisiese estar sola con mi oración, mi Biblia, yendo a Misa al pueblo. En esos días, por primera vez en mi vida, sentí la paz', añade.

Por su parte, el jugador de Hockey Litus Ballbé, que compitió en los Juegos Olímpicos de Londres cuenta que a los 21 años los dos sueños que estaban al alcance de su mano eran jugar en las Olimpiadas y hacer una experiencia en el extranjero. Precisamente, señala que hubo un preacuerdo verbal con un equipo de Alemania pero que todo cambió a la vuelta de un viaje a Medjugorje, cuando decidió entrar al seminario.

De esta forma, Jesús García, autor de otros títulos como '¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?' --en el que los lectores descubrieron a la monja con el récord de clausura, Sor Teresita--, 'Tíos con suerte' o 'Esclavos en el paraíso' va desgranando la historia de conversión de nueve personas, tanto famosas como anónimas, que han encontrado la felicidad en Dios.

DISPLAY CONNECTORS, SL.