Público
Público

Taro Aso elegido primer ministro de Japón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El gubernamental Partido Liberal Demócrata (PLD) de Japón eligió hoy al ex ministro de Exteriores Taro Aso como su nuevo líder y futuro jefe de Gobierno para tratar de conservar el poder que mantiene desde 1955 en unas elecciones inminentes.

Aso, un carismático político de 68 años con fama de "halcón", fue elegido hoy presidente del PLD y el próximo miércoles será ratificado por el Parlamento como primer ministro en sustitución del impopular Yasuo Fukuda, de 72 años, que apenas ha durado uno en el cargo.

Como se esperaba, la victoria de Aso fue por goleada, con más del 66 por ciento del apoyo de los 527 compromisarios de su partido con derecho a voto, mientras sus cuatro rivales, el mayor número desde 1970 en una elección interna del PLD, recibían porcentajes mínimos.

El segundo más votado, el ministro de Economía Kaoru Yosano, obtuvo 66 sufragios o un 12,5 por ciento del total, mientras la única mujer que ha aspirado a gobernar Japón, Yuriko Koike, no llegó al 9 por ciento.

Esta ha sido la tercera vez en apenas dos años que el PLD designa en una votación interna al primer ministro de Japón, después de que los Gobiernos de Shinzo Abe y Fukuda durasen tan sólo un año cada uno tras dimitir repentinamente.

Ahora será un trámite que la Dieta (Parlamento) ratifique a Aso dentro de dos días como primer ministro en sesión extraordinaria, una victoria que tiene asegurada gracias a la mayoría del bloque gubernamental en la Cámara Baja.

El Senado, controlado por la oposición, votará en contra, pero en estos casos prevalece el resultado de la Cámara Baja por prerrogativa constitucional.

Ahora se espera que en cuestión de días, previsiblemente la próxima semana, Aso adelante los comicios generales que debían celebrarse en septiembre de 2009 para el 26 de octubre o el 9 de noviembre.

Tras languidecer durante un año con el Gobierno del gris Fukuda, que llegó a tener porcentajes de apoyo de alrededor del 20 por ciento, el PLD quiere aprovechar el tirón de un nuevo líder para convocar elecciones generales e imponerse a una oposición crecida desde que hace un año controla el Senado.

Nada más ser lograr hoy la presidencia del PLD, Aso, nieto del ex primer ministro Shigeru Yoshida, sugirió que habrá elecciones pronto, pues señaló que su misión terminará cuando venza al opositor Partido Democrático (PD) en unos comicios generales.

"Cuando ganemos las elecciones, habré cumplido mi misión", dijo ante los compromisarios de su partido, dominados por trajes grises y las canas, como es habitual en la política nipona.

El futuro político de la segunda economía del mundo, no obstante, es incierto.

La oposición liderada por Ichiro Ozawa, un ex miembro del PLD de 66 años, bien podría ganar las elecciones pero también podría hacerlo, aunque por menor margen, Taro Aso y mantener así en el poder a su partido durante al menos cinco años más.

El Partido Liberal Demócrata lleva en el Gobierno desde 1955 y sólo perdió el poder en un corto período menor a un año entre 1993 y 1994, pero ahora la oposición tiene una oportunidad real por la fuerte impopularidad de los gobiernos de Abe y Fukuda.

La mayor diferencia entre ambos partidos radica en política exterior, pues el PD se opone a apoyar a Estados Unidos en sus misiones militares relacionadas con la "guerra contra el terrorismo" mientras se da por hecho que Aso no variará el timón diplomático de Japón.

Perteneciente a una conocida dinastía de políticos y emparentado con la familia imperial, Aso tiene no obstante reputación de irse de la lengua con un verbo demasiado directo, que a veces ha enajenado a poderosos vecinos como China, a la que llamó "amenaza militar".

Por sus posturas conservadoras se le asocia más con Abe, de quien fue ministro de Exteriores, que con Fukuda, conciliador con China, aunque los analistas japoneses han apreciado que en las últimas semanas las declaraciones de Aso han sido más contenidas.