Público
Público

La TCB resucita el espíritu de Elvis a ritmo de Rock & Roll en Marbella

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La banda Taking Care of Business (TCB), formada por músicos que actuaron con Elvis Presley, ha ofrecido hoy el único concierto que da en España con motivo de su gira europea 'The TBC Elvis Birthday Tour 2012', en el Palacio de Ferias y Congresos de Marbella (Málaga).

La formación, compuesta por James Burton, Paul Leim, Glenn D. Hardin, Ronnie Tutt, Norbert Putnam y Dennis Jale, ha brindado una actuación para recordar a Elvis de dos horas de duración.

Los amigos del artista Jerry Schilling y Sam Thompson han recordado momentos y anécdotas que vivieron con el rey del Rock & Roll, como las cosas que compraba el cantante para sus cumpleaños que no necesitaba, pero que eran para otros; o la sirena de policía que pidió.

El concierto ha comenzado con el tema CC Rider, y se han podido escuchar clásicos como las rocanroleras King Creole, Blue Suede Shoes, That's Alright Mama, Hound Dog, el Johnny B Goode de Chuck Berry, la nostálgica In The Ghetto, o la melódica Always On My Mine, con la que los asistentes han arrancado en aplausos al comenzar las primeras notas.

Entre el público han predominado los rostros adultos y extranjeros, aunque se ha podido observar a familias enteras con menores en brazos, e incluso algún que otro tupé se ha dejado ver por el recinto.

El cantante, Dennis Jale, ha acudido al evento con el atrezo 'rockabilly' característico de los años cincuenta, un traje de chaqueta azul, solapa dorada y zapatos deportivos blancos, vestuario que ha modificado en la segunda parte del concierto.

Con un público totalmente entregado ha sonado Suspicious Minds, que impulsó a bailar a un grupo de gente al que se han ido sumando más espectadores, acompañado de silbidos y palmas, y que ha declinado en un alzamiento casi masivo de la sala, mientras los asistentes tarareaban el famoso estribillo.

El concierto ha finalizado con la balada Can't Help Falling In Love, con la que los espectadores han acompañado al Elvis rubio con el balanceo de sus cuerpos al compás de la música.

Al concierto han asistido más de 600 personas, que han pagado entre 29 y 150 euros por entrada.

La próxima cita de la banda será en Alemania el 21 de enero, según han informado fuentes de la organización.