Público
Público

Telefónica: proyectos millonarios, resultados mileuristas

La mayoría de los proyectos on-line que lanzó la empresa de telecomunicaciones en la última década no tuvieron la repercusión esperada.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pese a llevar más de una década ofreciendo servicios de conexión a la Red y de haber puesto en marcha numerosos proyectos en on-line, Telefónica, el gigante de las telecomunicaciones español, sigue siendo nuevo en esto de Internet. Sin embargo, la compañía liderada por César Alierta ha conseguido hacerse un hueco en el ciberespacio, casi siempre a base de talón, adquiriendo compañías, fusionando proyectos o poniendo en marcha ideas caras para los resultados obtenidos.

En 1999, el buscador español Olé se convirtió en la primera gran compra de la era Internet por parte de Telefónica, con el objetivo de competir frontalmente con Yahoo y Netscape, entonces líderes en el sector de búsqueda. Sin embargo, el que se había convertido en el mejor buscador de Internet en español, y que costó a la compañía algo más de 12 millones de euros, quedó totalmente diluido en pocos años dentro de los servicios online de Telefónica.

De esta compra surgió Terra, el gran portal de contenidos y servicios on-line de la compañía, que hoy sigue operando integrando infinidad de productos y con resultados financieros millonarios, pese a que pocos son los que recuerdan la marca en España, teniendo una mayor repercusión en el mercado latinoamericano.

En su camino de adquisiciones de empresas web, un año más tarde, la fusión de Lycos dentro de Terra supuso la creación de una de las mayores compañías de internet, Terra-Lycos, y un balón de oxigeno tecnológico para Telefónica, por lo que desembolsó cerca de 9.500 millones de euros. Sin embargo, en 2004, Telefónica se desprende de Lycos con la venta del portal a una compañía coreana, que hoy mantiene el servicio como un mero buscador en la Red. El operador sólo recuperó algo menos de 2 de cada 100 euros invertidos en la compra del portal.

Más allá de sacar la chequera para adquirir compañías, Telefónica también ha echado mano de efectivo para sacar adelante proyectos propios en Internet. Sin embargo, en la mayoría de casos, los resultados han sido, cuanto menos, irregulares. Su servicio de descargas 'legales' de películas tiene el nombre de PixBox, pero en sus más de cuatro años de existencia no ha conseguido ser conocido por muchos. Igualmente, su red social Keteke supuso uno de los grandes proyectos del operador en 2008, pero hoy sigue sin ser un servicio popular.

Sin duda, la adquisición de casi la totalidad de la red social Tuenti supone una nueva oportunidad para Telefónica para aprender qué es esto de Internet.