Público
Público

"La televisión es, en general, muy resultadista"

El actor Eduard Fernández se mete en la serie 'Todas las mujeres'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Eduard Fernández (Barcelona, 1964), actor de sobresaliente trayectoria en cine y teatro, ha vuelto a ponerse a las órdenes del director Mariano Barroso en un formato poco frecuente: una serie de televisión pensada desde el principio para un canal de pago, en este caso TNT. Se trata de Todas las mujeres, una ficción centrada en las relaciones que mantiene un hombre con las mujeres más importantes de su vida. La serie, cuyo rodaje ya ha finalizado, se estrenará a la vuelta del verano y ha sido pensada, más que como una ficción televisiva al uso, como una película por entregas.

«La diferencia entre cine y televisión está al final en quién dirige»

Hasta ahora, se ha centrado en el cine y el teatro. ¿No quería hacer televisión?

Depende de los proyectos, aunque en general en la televisión se trabaja muy al día y es una cosa muy resultadista: coges el texto y lo dices lo mejor que puedes sin tropezarte con los muebles. Es una opción y todo es respetable, pero no es lo que más ilusión me hace. Sin embargo, este es otro tipo de proyecto, es con Mariano Barroso y los guiones tienen gracia; es una buena forma de trabajar para mí.

¿Qué es lo más difícil de interpretar un personaje como el de esta serie?

«Ojalá todas mis películas hubieran sido muy comerciales»

Encontrar cómo es, que tenga cierta gracia, hay que estar muy blando a la hora de interpretar para ser muy voluble y tener muchos colores. Tiene algo de ese hombre que se encuentra un poco desubicado frente a la mujer y ya es hora de ubicarse. Lo femenino tiene su valor y lo celebramos, pero lo masculino también tiene el suyo.

El director ve Todas las mujeres' más como una película que como una serie...

Para mí es actuación. Con Mariano tengo muchos puntos comunes y nos reímos mucho juntos, lo que es cada día más importante. En este caso, me da igual si es película o es televisión, y más ahora cuando se rueda tanto en digital y todo se va acercando.

«La televisión es una opción, pero no es la que más ilusión me hace»

¿Hay cada vez menos diferencias?

Sí, porque haces una película de hora y media en alta definición para televisión y luego una película para cine, también en alta definición, y te preguntas dónde está la diferencia. Al final, la diferencia, desde mi punto de vista, es quién dirige, cómo dirige, qué ambiente hay y cómo se trabaja, aunque sea algo difícil de explicar para quien no sea de la profesión.

En Estados Unidos, muchos buenos guionistas de cine se han pasado a la televisión buscando precisamente una libertad que es difícil de conseguir en las grandes producciones. ¿Está cada vez más el cine con la vista puesta en los taquillazos?

Supongo que siempre habrá de todo. Siempre ha habido un tipo de cine muy comercial y dentro de este lo hay mejor y peor, y otro tipo más cercano a lo que sería la esencia, en el que por cierto también hay productos muy buenos y muy malos. A mí me interesa tanto el uno como el otro y sobre todo me interesaría hacer lo bueno de un lado y del otro. Es bueno quitarse prejuicios. Yo estaría encantado de hacer una gran producción, ojalá todas las películas que he hecho hubieran sido muy comerciales.

En el caso del teatro, ¿es imprescindible contar con algún rostro de televisión para llenar el patrio de butacas?

Ahora se llevan las caras conocidas del cine y la televisión en el teatro. Yo vengo de otro palo me gusta hacer teatro de otra manera.